Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un mierense se enfrenta a seis meses de cárcel por faltar a una mesa electoral

El acusado debía ejercer como segundo vocal el 28-A y no justificó su ausencia en la misma urna en la que el 11-O llegó un suplente borracho

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una condena de seis meses de prisión para un mierense que en las elecciones generales del 28 de abril no acudió, sin motivo justificado, a la mesa electoral para la que estaba convocado.

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado formaba parte de la constitución de la mesa electoral 14-B , situada en la Casa de Cultura, como segundo vocal titular. Se le acusa de no comparecer "sin motivo justificado, desatendiendo sus obligaciones y formando en su lugar la mesa el primer suplente".

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito electoral por incumplimiento de la mesa electoral del artículo 143 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General. Y solicita que se condene al acusado a 6 meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y pago de las costas procesales. La vista oral está el lunes, 3 de febrero, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo.

Testigos de lo sucedido aseguran que la citada persona sí llegó a presentarse en el colegio electoral, pero "montó un escándalo" pidiendo el dinero asignado a la labor. "Fue todo muy confuso", recuerdan varios presentes.

Lo curioso es que en la repetición electoral de pasado mes de noviembre hubo de nuevo un problema en la misma mesa. A la hora de abrir las votaciones, en la Casa de Cultura cundió el nerviosismo y cerca estuvo de tener que aplazarse la hora de inicio de las votaciones. Uno de los vocales se ausentó, el primer suplente no apareció y el segundo se presentó con evidentes síntomas de embriaguez Este último, finalmente, decidió acudir al médico de guardia para lograr un certificado que lo eximiera de sus responsabilidades democráticas.

Compartir el artículo

stats