Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Pedro llama a combatir a "los jamoneros" con un cerco de denuncias

El barrio planta cara a los delincuentes y pide su destierro, y el gobierno local se reunirá con la Delegación de Gobierno para atajar sus desmanes

Vecinos y comerciantes, ayer, frente a la sede de la Junta de Vecinos de San Pedro.

Vecinos y comerciantes, ayer, frente a la sede de la Junta de Vecinos de San Pedro. D. M.

Al final, "los jamoneros" han dado en hueso. Vecinos y comerciantes de San Pedro se echaron ayer a la calle para exigir que la justicia ponga coto a los desmanes de estos dos conflictivos y violentos hermanos de etnia gitana. La fase del miedo y de transigir con la intimidación

El vicealcalde de Mieres, Manuel Ángel Álvarez, estuvo ayer acompañando al casi un centenar de vecinos que se manifestaron en San Pedro. "Estamos muy preocupados y no vamos a permitir que dos personajes de este tipo intimiden a toda la sociedad, en especial al comercio y la hostelería", señaló el número dos del Ayuntamiento. Álvarez anunció que ya está concertada una reunión con la delegada del Gobierno, Delia Losa, para analizar el problema de seguridad surgido en Mieres. Será la próxima semana. "Debemos estudiar todas las alternativas que tenemos al alcance de la mano para erradicar estos comportamientos". El Vicealcalde espera que tanto el tejido empresarial como los vecinos se liberen del miedo y hagan frente a "los jamoneros" a través de los juzgados: "Quiero destacar el trabajo de las fuerzas de seguridad y sobre la falta de denuncias que esgrimen desde la judicatura debo decir que alguna se ha puesto, pero intentaremos que a partir de ahora todo el mundo denuncie. Es la única forma de que esta gente deje de molestar".

"Queremos que esta grave situación cambie y por nuestra parte haremos todo lo que esté en nuestras manos para conseguirlo", señaló Ángel Bringas, presidente de la Junta de Vecinos de San Pedro. "Pedimos el destierro y no una orden alejamiento debido a que no tiene sentido que los mandemos para otra zona del concejo. Esta gente no va a cambiar. Hay que denunciar. Así se lo platearemos a los comerciantes. Es importante no tener miedo. Cada denuncia estará respaldada por todo el barrio unido", añadió Bringas.

Omar González es uno de los hosteleros que sufre a "los jamoneros": "Ya hemos dejado de servirles, pero siempre vuelven. Nos tienen en permanente tensión. Intento no dejar a mi mujer o a la camarera solas. En ocasiones nos encerramos dentro con los clientes, pero pican y piden entrar". Esta pareja de delincuentes parece orgullosa de sus andanzas: "Enseguida te preguntan si sabes quiénes son. Te llaman racista si les reprendes y llevan un perro bastante agresivo que aumenta la intimidación y en alguna ocasión se ha lanzado a los clientes", explican los comerciantes. Hasta hora, la intimidación no había desembocado en altercados graves. Sin embargo, el pasado lunes uno "los jamoneros" agredió brutalmente a un vecino, rompiéndole el húmero de uno de sus brazos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats