Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La red de geotermia de Mieres llegará en marzo a las viviendas de la Mayacina

La instalación, que ya abastece al hospital y parte del campus, beneficiará a 248 pisos, al IES Bernaldo de Quirós y al edificio científico-tecnológico

Las obras que se desarrollaron en el entorno del pozo Barredo para extender la red de geotermia por el casco urbano de Mieres, en una imagen de archivo.

La red de calor que Hunosa ha planificado para Mieres se pondrá en funcionamiento a mediados del próximo mes de marzo. Así lo anunció el presidente de la empresa estatal, Gregorio Rabanal, durante su participación en las Jornadas Técnicas sobre la Descarbonización en el Noroeste de España, en la Escuela de Ingeniería de Minas, Energía y Materiales de Oviedo. La siguiente red, en Langreo, se establecerá a lo largo del año que viene.

En el caso de la red de geotermia de Mieres, los trabajos han tenido un coste de 1,4 millones de euros y están subvencionados en parte por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). Con esta iniciativa se llevará la geotermia a partir del agua de mina del pozo Barredo a las viviendas públicas de la Mayacina, concretamente a 248 pisos. Pero no sólo eso, supone habilitar el sistema en el instituto Bernaldo de Quirós y en el edificio científico-tecnológico del campus de Mieres, que actualmente acoge la sede de la Escuela Politécnica de Mieres.

El proyecto, como había anunciado Hunosa, "consiste en el desarrollo de un sistema de climatización con agua de mina que producirá energía térmica en las instalaciones ubicadas en el entorno del pozo Barredo y se distribuirá hasta los usuarios mediante un conjunto de tuberías". Esta red de calor "permitirá abastecer de calefacción y agua caliente sanitaria, total o parcialmente en función del tipo de consumidor". Constará de tres circuitos, dos de ellos de alta temperatura (80-85 grados) y otro de baja temperatura (40-45 grados). Los dos primeros proporcionarán calefacción a los edificios educativos -tanto al instituto como al edificio científico-tecnológico-, que cuentan con un sistema de calefacción basado en radiadores, mientras que el tercero suministrará calefacción al sistema de suelo radiante de las viviendas de la Mayacina y precalentará el agua sanitaria hasta los 40 grados.

Actualmente, el sistema de geotermia de Hunosa llega a varios edificios públicos, entre ellos, el edificio de investigación y la residencia de estudiantes del campus de Mieres. También se abastece a la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN) y al hospital comarcal Álvarez Buylla de Mieres.

En cuanto a la red de Langreo, que se pondrá en servicio a lo largo del próximo año, el proyecto para acometer la instalación utilizará el agua de mina del pozo Fondón, en Sama. El objetivo es climatizar varios edificios de Langreo Centro. La actuación tiene un presupuesto de 3.16 millones.

El sistema de producción centralizada de calor a partir de la geotermia abastecerá de calefacción y agua caliente sanitaria al edificio de las 45 viviendas de promoción pública de Langreo Centro. También llegará al centro deportivo Juan Carlos Beiro, al centro de salud de La Felguera y el edificio que alberga Langrehotel y la residencia de personas mayores "Nuestra Señora del Fresno".

Dentro de este proyecto se rehabilitarán las naves del pozo Fondón en las que se alojarán los equipos necesarios en el sistema geotérmico. La actuación proyectada por la compañía estatal se limita a un acondicionamiento funcional de esos espacios e incluye una sala acústica en las naves para reducir el ruido emitido por las enfriadoras. Además, Hunosa pretende derribar dos construcciones que se encuentran en estado de ruina y que están ubicadas a ambos lados de las naves a rehabilitar.

Segunda fase en Langreo

Esto es una primera fase de la red de calor de Langreo, que en el futuro podría llegar a los centros educativos del paseo de Los Llerones, el centro de salud o el ayuntamiento. Para este primer bloque de trabajos Hunosa recibió una subvención de la Consejería de Empleo, Industria y Turismo, que asciende a 1,14 millones de euros. Esta ayuda está cofinanciada por la Unión Europea a través del Fondo Feder.

La obra que permitirá suministrar calefacción a Langreo Centro a través de la instalación que saldrá del pozo Fondón tiene un complejo desarrollo. Hunosa ha tenido que iniciar una larga tramitación dado que precisa autorización de varios organismos para el paso de las tuberías de la red de calor. La conducción tendrá que salvar las vías de Renfe a escasos metros del pozo, el río Nalón y afectará a varios espacios públicos antes de llegar hasta los edificios.

Compartir el artículo

stats