13 de marzo de 2020
13.03.2020
La Nueva España

Altaba: "Es inadmisible tratar a los excluidos como desechos de la sociedad"

El exdelegado episcopal de Cáritas y canónigo de la catedral de Teruel participó en la Semana social de la parroquia de San Pedro de La Felguera

13.03.2020 | 02:42
Vicente Altaba e Ignacio Alonso, durante la conferencia celebrada en La Felguera.

La XXIX edición de la Semana social que anualmente organiza la Parroquia de San Pedro de La Felguera contó con la presencia de Vicente Altaba, quien fuera delegado episcopal de Cáritas Española desde el año 2001 hasta 2018 y que en la actualidad ocupa el cargo de párroco y canónigo de la catedral de Teruel. Altaba habló sobre "Aportaciones más relevantes del Papa Francisco al compromiso caritativo y social", en un acto que contó con la colaboración del Ayuntamiento de Langreo y el Club LA NUEVA ESPAÑA de las Cuencas.

Ignacio Alonso, director de Cáritas Diocesana de Oviedo, introdujo al conferenciante, de quien destacó su labor como misionero en Argentina y su faceta de teólogo, divulgador e investigador. "Trabajar en Cáritas es más que un regalo, es un don", aseveró Vicente Altaba al inicio de su intervención, al tiempo que puso de relieve que "lo más sorprendente del magisterio del Papa Francisco es que no se entiende sin su preocupación constante por los pobres y los excluidos, que están permanentemente presentes y de modo transversal, y no solo como destinatarios de la acción caritativa y social de la Iglesia, sino como verdaderos protagonistas de esas acciones". "Esta preocupación ya quedó patente en el discurso que el Papa Francisco dirigió a los periodistas, en el que dejó clara su hoja de ruta, al manifestar su convicción de que Cristo es el centro y quiero una Iglesia pobre y para los pobres", añadió.

Altaba desgranó siete claves sobre la doctrina social y la caridad en la vida de la Iglesia, empezando por la necesidad de redescubrir al pobre y su lugar en la misión eclesial, "y el Papa lo ha hecho reafirmando la opción preferencial de los pobres y dejando claro que la misma es una opción teológica". Por otra parte, habló sobre la importancia que el pontífice le da a la dimensión social de la evangelización, que ha de estar debidamente explicitada, "pues en caso contrario se puede diluir su sentido auténtico e integral". "Según Francisco, la solidaridad debe vivirse como una decisión de devolver al pobre lo que le corresponde, implicando la misión de defender sus derechos, y son inadmisibles acciones que por desgracia son comunes en la vida cotidiana, como el hecho de tirar sobrantes de comida o tratar a los excluidos como desechos de la sociedad", destacó.

El conferenciante también explicó que "el Papa apuesta por los pobres con una contudencia inusitada y para él, no caben dudas ni explicaciones y se muestra totalmente contrario a ideologizar el concepto de pobreza, al tiempo que deja claro que la Iglesia no se puede entender sin un compromiso auténtico que se aleje de la mera acción de dar limosna para trabajar en, por y para la inclusión".

Esta conferencia fue la última que se realizó dentro de los actos del club LA NUEVA ESPAÑA de las Cuencas. Y es que estas actividades han quedado suspendidas durante las próximas dos semanas por la crisis del coronavirus, de acuerdo con las decisiones adoptadas para los actos culturales en la mayoría de los ayuntamientos de las Cuencas. Pasado este tiempo prudencial, el club LA NUEVA ESPAÑA de las Cuencas retomará su actividad tanto con los actos aplazados como con nuevas actividades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído