La Consejería de Cultura ha colocado un cierre provisional en la fachada del centro deportivo Juan Carlos Beiro de Langreo que resultó dañada por el viento que sopló durante el pasado día 3, y que ha sido vallada en parte, tal y como se muestra en la imagen. La caída de las placas había dejado al descubierto la cancha deportiva y el Principado había contratado seguridad hasta que se aborde la reparación del frente. Los hechos ocurrieron alrededor de las ocho de la mañana, cuando varias chapas de uno de los frentes de la cancha deportiva cayeron al suelo. El centro aún no había abierto sus puertas, aunque en su interior sí estaban trabajadores.