28 de marzo de 2020
28.03.2020
La Nueva España

El Montepío aísla el geriátrico de Aller con conexión únicamente digital

La entidad ha puesto el Balneario de Ledesma a disposición de la autoridad sanitaria

28.03.2020 | 20:16
La residencia de Felechosa

El Montepío de la Minería Asturiana está capeando la actual crisis sanitaria asumiendo con determinación la obligación de mantener su función social sin poner en riesgo a usuarios y profesionales. Si bien la entidad tienen muchos frentes abiertos, su máxima prioridad es evitar que el coronavirus tenga presencia en la residencia geriátrica de Felechosa, donde actualmente habitan 170 ancianos.

La Residencia de Felechosa, explicaron ayer los responsables del Montepío, ha sido una de las primeras del país en restringir totalmente las visitas y accesos. "Estamos utilizando las nuevas tecnologías y nuestros diversos departamentos, especialmente las gerocultoras, primera línea de batalla en estos momentos, para tratar de superar este aislamiento y minimizar el impacto emocional sobre lo mayores a través de programas de conexión digital mediante videollamadas, un mail abierto a la sociedad o proyectos intergeneracionales junto al colegio de La Inmaculada de Oviedo y el HUCA".

Mientras que en los centros de Los Alcázares y Roquetas de Mar, el Montepío está manteniendo los servicios para atender a los cerca de 65 apartamentos que estaban ocupados al inicio del confinamiento "y cuyos beneficiarios decidieron voluntariamente continuar su aislamiento dentro del residencial, cumpliendo con las medidas que recoge el decreto".
En el caso del Balneario de Ledesma, todos los alojados decidieron regresar a sus hogares y el Montepío dispuso de un operativo especial para facilitarles su regreso a casa, muchos de ellos personas mayores acogidas al programa Imserso. Dado el carácter sociosanitario del Balneario de Ledesma y sus características, el Montepío ha remitido una carta al Gobierno poniendo sus instalaciones al servicio de las autoridades sanitarias.
El presidente del Montepío, Juan José González Pulgar, apunta que la entidad, formada por casi diez mil familias en Asturias, está preparada para "proteger la actividad, mantener la llama vida de la mutualidad, salvaguardando las ayudas sociales y los equipos mínimos de mantenimiento de las instalaciones".

También desde la sede en Oviedo de Fundación Obra Social Montepío se han reforzado las Escuelas de Salud "Pacientes Activos", un proyecto de la Dirección General de Cuidados, Humanización y Atención Sociosanitaria del Principado de Asturias, aprovechando la potencialidad de las nuevas tecnologías y el trabajo en red para grabar una serie de videos de ayuda con tipos de salud adaptados al
COVID19 especialmente útiles para el público diana, que precisamente es el más vulnerable en estos momentos. El Montepío si ha tenido que paralizar la aprobación de las ayudas educativas del curso 2019-20 ante la imposibilidad legal de poder reunir a la comisión de valoración de los expedientes académicos. Unas 200 familias optan cada año a estas becas, de unos 100 euros cada una –salvo universitarios, que es de 200 euros. Aunque se espera poder darle rapidez a las mismas una vez termine el confinamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído