La comunidad educativa de el colegio Sagrada Familia de El Entrego afirma sentirse discriminada por el reparto de material escolar (tarjetas de conectividad para poder estudiar a distancia) realizado por el Ayuntamiento de San Martín.

En una carta firmada por profesores, equipo directivo y asociación de padres del colegio afirman que se quedan fuera por ser un centro "concertado", pese a que no se trata de "un colegio elitista", que cuenta con alumnos de toda condición social. Aseguran que el reparto no se hace en función de las necesidades, si no "primero a los alumnos de la enseñanza pública y luego a los de la enseñanza concertada". Desde la comunidad educativa confían en que se rectifique y se incluya al colegio en el reparto, esperan que los "políticos vayan a saber estar a la altura, a responder a sus propios principios de atención a los más desfavorecidos para que todos vivamos en una sociedad más justa e igualitaria".

Por su parte, el PP en San Martín ha registrado un escrito en el que solicita al gobierno local que coordine "la recogida por parte de los padres de los alumnos de Educación Infantil y Primaria del material escolar que ha quedado en los colegios tras la declaración del estado de alarma, fruto de la pandemia del coronavirus". "Debido a la precipitación con la que se cerraron", denunciaron desde el PP, el material se quedó en las clases. Ahora no se puede ir a por él. Los populares mostraron también su apoyo a las reivindicaciones de la comunidad educativa del colegio Sagrada Familia.