Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jóvenes ven los pueblos "más seguros", pese a casos como el de Diana Quer

Las expertas afirman que hay "más control" en la zona rural, pero también "más soledad"

A pesar de casos como los de Laura Luelmo y Diana Quer, las dos agredidas sexualmente y asesinadas en zonas rurales, las jóvenes siguen percibiendo los pueblos como lugares "más seguros" que las ciudades. Así lo aseguran en los talleres "No quiero tu piropo, quiero tu respeto", que organiza el Ayuntamiento de Mieres en institutos del concejo a través de la empresa GRH Equality and Management. La responsable de la compañía, gloría Rodríguez, asegura que las zonas rurales "como ocurre en la zona urbana, no son espacios neutros. No se trata igual a las mujeres que a los hombres".

La responsable de GRH pone por delante que no es experta en urbanismo, pero apunta a que la zona rural tiene ventajas y desventajas en lo que a seguridad para las mujeres se refiere. En la cara de la moneda, una mayor "cercanía". "En los pueblos todos se conocen y es más fácil tener controlados los movimientos o la llegada de un extraño al pueblo". En la cruz, "hay más recovecos, más lugares solitarios en los que esconderse, más maleza".

De la opinión de la profesional a lo que dicen los chavales en el aula. Según Virginia Pañeda, una de las monitoras del taller, en el caso concreto de Mieres se sigue viendo la zona rural como un entorno más seguro. "Hablando con alumnos de Turón o de Figaredo, defienden que sus pueblos son más seguros que el centro urbano de Mieres". Pero, aún así, muestran inquietud "en los desplazamientos". "De todas formas, las chicas aseguran, en general, que prefieren estar acompañadas por otra persona si van caminando solas por la noche. Con independencia del lugar", añade.

Compartir el artículo

stats