Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El deterioro del centenario barrio La Villa acarrea nuevos desprendimientos

El abandono de buena parte de las casas - se excusa en la multipropiedad de los inmuebles

El último inmueble de La Villa afectado por desprendimientos.

El último inmueble de La Villa afectado por desprendimientos. D. M.

Los vecinos del entorno de La Villa asumen con resignación el paulatino deterioro que sufren una parte importante de los inmuebles más antiguos del centenario barrio, una de las últimos espacios del Mieres fundacional. Nuevos desprendimientos en fachadas han obligado a acordonar uno de los edificios que se encuentran en

La asociación de vecinos Covadonga-La Villa asume con resignación que a estas alturas es muy complicado encontrar una solución al imparable deterioro que sufre el barrio: "El gran problema es que la mayoría de las propiedades están en manos de infinidad de herederos y es muy complicado forzar rehabilitaciones y derribos", apunta Manuel Prado, presidente del citado colectivo. Con todo, la edil responsable del área de Urbanismo, Delia Campomanes, explicó recientemente a los grupos de la oposición en el Pleno que la intención del gobierno local (IU) es seguir agilizando los procedimientos de derribos dentro del plan municipal impulsado ya en 2018, que prioriza las actuaciones en función del riesgo de derrumbe.

Escombros y maleza

El barrio de La Villa, junto a Requejo el último recoveco de los espacios fundacionales de la ciudad, se está desmoronando. En este caso, el termino se puede aplicar literalmente. Hay escombros, basura, maleza, paredes resquebrajadas, tejados desmoronados, aleros sueltos y cascotes por todas las esquinas.

El barrio cuenta con el inmueble civil más antiguo de la ciudad, la Casa Duró, construida un poco antes de 1700, aunque varias veces remodelada. Este desordenado entramado de estrechas caleyas esconde edificaciones de gran valor simbólico para la ciudad. Y es que aún se mantienen en pie varias casas construidas en la décadas de 1870. Ahora bien, son demasiadas las construcciones que se encuentran en ruinas. Muchas amenazan visiblemente con venirse abajo. Abundan las fachadas abatidas y los tejados derruidos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats