Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Balneario de Ledesma reabrirá en julio para mitigar 600.000 euros de pérdidas

El complejo del Montepío, castigado por el virus, afronta una huelga de la plantilla, que considera injusta, en rechazo a la aplicación del ERTE

Usuarios en las instalaciones del balneario de Ledesma.

Usuarios en las instalaciones del balneario de Ledesma.

El Balneario de Ledesma -el centro termal dependiente del Montepío de la Minería que cada año recibe a numerosos asturianos- prevé reabrir sus puertas el 1 de julio, con el objetivo de retomar la actividad tras el parón ocasionado por la crisis sanitaria del coronavirus. La idea es empezar a

En el caso del Balneario de Ledesma, con una plantilla de 102 trabajadores, existe una amenaza de huelga por discrepancias entre el Montepío y el comité de empresa sobre la aplicación del ERTE iniciado cuando estalló la pandemia. El desencuentro de centra en la decisión de no incluir en el expediente a 40 empleados fijos discontinuos. Juan José González Pulgar, presidente del Montepío, esgrimió que el decreto para hacer frente al impacto del covid-19 establece que pueden incluirse en los ERTE por causa de fuerza mayor los "trabajadores que en ese momento estaban en activo en la empresa en el inicio de la temporada termal", unos sesenta.

Los cuarenta restantes, trabajadores fijos discontinuos, "que aún estaban a la espera de la fecha en la que procediera su llamamiento y reincorporación efectiva" fueron comunicados por la empresa a la "autoridad laboral competente con el fin de que pudieran beneficiarse de los mismos derechos y prestaciones que los activos. La resultante final supone que de los 102 trabajadores del Balneario, 2 están activos, 6 con reducción de jornada y el resto (94) tienen concedida cobertura de desempleo en las distintas fórmulas que establece la Ley", argumentó Pulgar, que remarcó que "la propuesta que nos hace el comité de empresa supone para el Montepío incurrir en fraude de ley. Presentar datos falsos o incorrectos es una falta muy grave que nos puede suponer sanciones que pueden alcanzar un grado máximo de 187.515 euros".

El máximo responsable del Montepío señaló que la información que el comité traslada a los trabajadores "es incorrecta, pues hacen una interpretación de la legislación que no se ajusta a la verdad. Ahora pretenden que la empresa ceda a sus peticiones solicitando una convocatoria de huelga, una medida injusta, desproporcionada, que supone una erosión profunda de las relaciones sociales que tanto esfuerzo supuso reconducir".

Pulgar también expuso su inquietud por el impacto económico provocado por el parón de la actividad. "La preocupación presente del Montepío pasa por organizar todos los servicios del Balneario de Ledesma cuanto antes para adaptarnos a las exigentes normativas y protocolos higiénicos sanitarios con el fin de intentar iniciar la apertura el 1 de julio y poder dar trabajo a toda la plantilla, cuestión nada fácil en el contexto actual, y más si tenemos en cuenta que necesitamos un volumen de clientes mínimo que a día de hoy estamos lejos de alcanzar. Nos vamos a enfrentar una situación muy crítica, con unas pérdidas acumuladas a 1 de julio de 600.000 euros". La idea del Montepío era exponer esta situación en la asamblea general que estaba programada para el 5 de junio y que tuvo que ser aplazada a una fecha todavía por determinar.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats