Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El personal sanitario denuncia recortes en atención primaria tras el covid-19

Los sindicatos alertan de la supresión de guardias en Campomanes durante el verano: "La tijera se extenderá a toda la comarca", afirman

El centro de salud de Pola de Lena.

El centro de salud de Pola de Lena.

El sindicato Cemsatse -que aúna a los sindicatos SIMPA (médicos) y SATSE (enfermeras)- denuncia "recortes" en la atención primaria del área sanitaria del Caudal (nombrada área sanitaria VII). Según la central, los responsables de gerencia quieren suprimir ya la guardia de Campomanes, que se había unificado con la de Pola de Lena durante la crisis sanitaria del covid-19. Los médicos y enfermeras critican que "cuando se habla de potenciar la atención primaria, siempre terminan por recortarla". Y aseguran que esa "tijera" se extenderá, si no ponen remedio, al resto de la comarca: "No podemos permitirlo, mucho menos en esta situación que estamos viviendo".

La polémica se remonta al inicio de la crisis sanitaria. Fue entonces cuando la gerencia decidió reunir a los dos equipos de guardia -Pola de Lena y Campomanes- en el centro de salud de la Pola. "Durante este tiempo se mantuvieron los dos equipos", matizan desde el Cemsatse. Es decir, dos médicos y dos enfermeras. La solución que ahora ponen sobre la mesa los responsables de la gestión, afirman los representantes del sindicato, es que los dos equipos se mantenga solo hasta las ocho de la tarde. Esto significaría que, a partir de esa hora, solo un equipo -un médico y una enfermera- se ocuparían de todo el municipio.

"Si hay una urgencia en Puente de los Fierros, la Pola quedaría sin atención durante un mínimo de dos horas", critican. Y alertan de que no es una mera hipótesis: "Hablamos de una zona con carga de urgencias, especialmente de accidentes de tráfico, al estar tan próxima al puerto de Pajares, una de las principales conexiones de Asturias con la Meseta".

Hay soluciones posibles pero, critican desde el sindicato, "lo primero que hacen es sacar la tijera". Una de las medidas posibles sería ofrecer a los médicos y a las enfermeras la posibilidad de cubrir esas guardias. Extremo que ni siquiera se ha tratado, apuntan los responsables de Cemsatse, porque "las condiciones de trabajo en atención primaria son muy malas".

Quizás por eso, aseguran, "cada vez menos profesionales optan por este servicio". Aseguran que la mayoría de los médicos de familia "prefieren trabajar en el hospital o en la UVI-móvil porque las condiciones son mejores". Temen que el "tijeretazo" en Lena sea solo el principio: "Pronto empezarán a planear ocurrencias similares en el resto de la comarca".

Compartir el artículo

stats