Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un velocista de "zancada explosiva" que cambió el béisbol por el atletismo

El joven fue subcampeón de Asturias de 60 metros lisos en la única competición de alto nivel que pudo disputar en la región

Francisco Doldán.

Francisco Doldán.

La pasión de Francisco José Doldán era el béisbol. Jugaba de niño en Venezuela, quizá imaginando que un día podría emular a Barry Bonds. Era muy rápido para correr las bases, pero le faltaba corpulencia, según le dijeron sus entrenadores. Por eso se acercó al atletismo y, más concretamente, a las pruebas de velocidad.

Cuando llegó a Asturias pasó a formar parte del Club de Atletismo Valle de Nalón. "Compitió poco, pero llevaba una progresión muy buena y tenía muy buenas condiciones como velocista", indicó ayer su entrenador, Israel Garmón. Probó con 60, 100 y 200 metros lisos

Garmón rememora las primeras sensaciones que le dejó la forma de correr del joven. "Tenía un tobillo prodigioso que hace tiempo no veía. Cuando ves a alguien correr ves el impulso y el tipo de impacto de la zancada y él tenía una gran explosividad. Había nacido para la velocidad y a eso sumaba una capacidad de trabajo muy alta, con ganas de mejorar siempre y muy entregado en todo lo que hacía".

El joven vecino de Ciaño probó con 60, 100 y 200 metros lisos. "Tuvo que dejarlo antes de los campeonatos al aire libre, así que solo compitió en los de invierno de pista cubierta, de febrero de 2019. En la prueba de sesenta metros lisos quedó subcampeón y se quedó muy cerca de hacer la mínima para poder ir a los campeonatos nacionales", relató el exentrenador de Doldán.

Compartir el artículo

stats