25 de junio de 2020
25.06.2020
La Nueva España

El ecomuseo del Samuño reabre sus puertas tras la crisis sanitaria

La Alcaldesa hizo el viaje inaugural en el tren minero, que el último año acogió a 28.000 visitantes

25.06.2020 | 19:15
Visitantes, hoy en el Ecomuseo del Samuño.

La unión temporal de empresas, formada por Sadim (Grupo Hunosa) y Global, que gestiona el Ecomuseo Minero del Valle de Samuño para el Ayuntamiento de Langreo reabrió hoy las instalaciones tras su cierre a raíz de la emergencia sanitaria y la declaración del estado de alarma. La alcaldesa, Carmen Arbesú, acompañada por otros concejales de la corporación y representantes de las dos compañías, ha protagonizado el primer viaje del antiguo tren minero que sale de la estación de El Cadavíu y llega al antiguo pozo San Luis, en La Nueva, a 30 metros bajo tierra.

"El turismo es una parte integral de la estrategia para la recuperación de la hostelería, el comercio y los servicios definida en la Mesa de diálogos de Langreo como parte del esfuerzo para superar la crisis. El Ayuntamiento ya lanzó durante el confinamiento un vídeo, difundido en las redes sociales, para posicionarse en el mercado interior (los turistas de proximidad, procedentes de otras partes de Asturias y España) y atraer visitantes. El Ecomuseo, como elemento más visible de la oferta, es una pieza esencial en ese esfuerzo", indicaron desde el Ayuntamiento.

El equipamiento, que durante este cierre forzoso cumplió siete años en funcionamiento, ha ido mejorando paulatinamente sus resultados. "En el último ejercicio cerrado, registró 28.000 visitantes en doce meses, una vez sumadas las personas que acudieron como turistas y las que asistieron a actos y eventos organizados en el Ecomuseo. Esa tendencia a que el viejo pozo sirva como escenario de diversas iniciativas está al alza. A modo de ejemplo, ya han empezado a celebrarse bodas en el recinto".

La reapertura incluye medidas de seguridad como la limitación de aforos tanto para el tren (solo se ocuparán un máximo de 50 de sus 84 plazas), como para las visitas guiadas (grupos máximos de 25 personas). También se limitará la capacidad de los ascensores y el acceso simultáneo a dependencias como la tienda, el botiquín, la fragua, la carpintería y los baños. Se han modificado las paradas de la visita guiada y se dará prioridad a las que tienen lugar al aire libre, entre otras actuaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído