Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El San Xuan que libró del coronavirus

Mieres celebró el día grande de las fiestas con misa, gala de "Mierenses en el mundo" y mucho ambiente l Vázquez: "Hay que seguir adelante, no puede ser un año perdido"

Ambiente en las terrazas de Mieres, ayer, en la fiesta local de San Xuan.

Ambiente en las terrazas de Mieres, ayer, en la fiesta local de San Xuan. FERNANDO RODRÍGUEZ

"Todo estará bien". Un lema que se popularizó en plena crisis del covid-19 y que ayer, en el que hubiera sido el día grande de las fiestas de San Xuan de Mieres, se respiraba en cada esquina. En la misa por el patrón, oficiada por Miguel del Campo (párroco de

La misa y la gala de "Mierenses en el mundo" fueron los puntos fuertes del programa de "Esto nun ye San Xuan", una alternativa a las fiestas patronales que ha diseñado -y que está saliendo a la perfección- la concejalía de Cultura, que dirige Juan Ponte (IU). Mascarillas, geles hidroalcohólicos y distancia de seguridad. En la iglesia de San Juan el aforo estaba limitado. La homilía recordó a las víctimas del coronavirus y llamó a la unión: "El mundo que Dios pone en nuestras manos ha de hacerse desde el cuidado, el cariño y el amor hacia el resto de los seres humanos". De todos, continuó el párroco, "sea cual sea su cultura, su posición social y económica. Pero atendiendo a aquellos que peor lo están pasando". También rogó por las víctimas y por los enfermos de la pandemia.

Y cambio de escenario: hasta el Auditorio "Teodoro Cuesta", con la gala "Mierenses en el mundo". Un vídeo del chef José Andrés dio la bienvenida a los asistentes. Marta Quintero presentó el encuentro, con Pablo Álvarez al piano. Tras un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus, intervino Dolores Olavarrieta, presidenta de la entidad. Agradeció la colaboración de tantas personas y entidades, también de los patronos. Además de tener unas palabras para "Cundo", un colaborador fallecido este año.

"Nos hubiera gustado rendirle un homenaje hoy", señaló Olavarrieta, sin ocultar su emoción. La directora general de Inmigración, Begoña Serrano, tuvo un recuerdo para todos los asturianos que están fuera, especialmente para los que no pueden volver a casa "y están en zonas ahora muy afectadas por la pandemia, como en América latina".

Tampoco pudieron estar en el Auditorio "Teodoro Cuesta" los galardonados en anteriores ocasiones, pero sí que algunos enviaron un vídeo con sus mejores deseos para esta "nueva normalidad". Como la actriz Eliana Sánchez, que desde Ibias invitó a los mierenses a "descubrir Asturias". O Luis San Narciso, que envió un abrazo "virtual" desde su casa en Madrid. Un consejo de la actriz María Cotiello: "Esti yel momentu de demostrar que somos muy mierenses. El nuestru pueblín nos necesita y tenemos que demostrar lo mierenses que somos, consumiendo en el comercio local, saliendo y disfrutando" con las medidas de seguridad pertinentes. "Abrazu y mucha suerte", señaló. Para ánimo, el del Padre Ángel: "Desde este rincón de Mensajeros de la Paz quiero unirme a vosotros, sois unos campeones".

Solo unos campeones llevarían adelante esta programación, la primera festiva de este verano en Asturias, sin ningún contratiempo. Hubo muchas palabras de felicitación para el concejal de Cultura, Juan Ponte. El último en intervenir en esta gala de "Mierenses en el mundo" fue Aníbal Vázquez. "Mucha gente nos pregunta que por qué hicimos estas fiestas. Y yo siempre digo que tenemos que seguir adelante, que este no puede ser un año perdido", destacó. Eso sí, "respetando las medidas de seguridad en todo momento, la mascarilla y guardando la distancia de seguridad para evitar nuevos contagios". "Si el coronavirus nos diera 'un trallazu' sería más fácil, pero no avisa y las consecuencias pueden ser fatales", destacó.

No sería una gala de "Mierenses en el mundo" si no hubiera música. El Coro Minero de Turón abrió el acto con su "Santa Bárbara bendita", que nunca falta. Pero a través de la pantalla y no en el escenario. El término del encuentro, dos integrantes de la agrupación coral actuaron para despedir al público. Un público con aforo limitado, como todos los actos de estos días festivos en Mieres.

Habrá más música hoy, con el concierto de "Hotel Iberia" en la plaza de La Pasera. La entrada es libre, pero el aforo limitado. Y respetando siempre las medidas de seguridad, que incluyen dos meses de distancia de seguridad y la salida y entrada ordenada.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats