03 de julio de 2020
03.07.2020
La Nueva España

Las "minas" turísticas, con 90.000 visitas al año, ya están en marcha tras el parón

El Museo de la Minería de El Entrego se sumó al tren del Samuño y al Pozo Sotón y ultima novedades expositivas, como un lavadero de 1925

03.07.2020 | 00:58
Visitantes, ayer, en el Museo de la Minería de El Entrego.

Todas las "minas" turísticas de las Cuencas están ya en marcha, después de más de tres meses paralizadas por el estado de alarma derivado de la pandemia de coronavirus. El Museo de la Minería de El Entrego (Mumi) -el último que quedaba por abrir tras la entrada en funcionamiento días atrás del Ecomuseo del Valle de Samuño y del Pozo Sotón- también ha recibido a sus primeros visitantes. Lo ha hecho con cautela y con la "confianza" de tener "un buen verano", según explicaron sus responsables. También con estrictas medidas de seguridad para prevenir contagios en caso de hipotéticos rebrotes de la epidemia de covid-19. Los tres principales equipamientos museísticos del Valle, todos ellos ligados a la minería, registraron el pasado ejercicio más de 90.000 visitantes.

Durante el parón, el Mumi ha aprovechado para poner a punto sus exposiciones y trabajar en nuevos contenidos expositivos que irán viendo la luz de forma progresiva, tal y como expuso el director del centro cultural, Santiago González Romero. "Estamos recuperando un lavadero del año 1925 que estaba en Figaredo y que formará parte de la visita", indicó. Otra de las nuevas piezas será una máquina de cortar piedras. "Venimos de un parón total y esperamos tener un buen verano para que podamos ir recuperándonos poco a poco", señaló González Romero.

Entre las medidas de seguridad figura la utilización de mascarilla y mantener una distancia de seguridad de dos metros con otras personas en las salas del museo. En algunos puntos de recorrido hay aforos máximos. El uso del tren está "limitado por la ocupación que permita mantener la distancia de seguridad" y están fuera de servicio la rueda de extracción de agua y el uso de la jaula minera simulada que lleva a la mina imagen. En su sustitución, se utilizan las escaleras.

El Museo de la Minería (Mumi) es el que equipamiento que cada año arroja un volumen más elevado de turistas en las comarcas carboneras. El complejo de El Entrego rozó las 62.000 visitas en el cierre del pasado ejercicio, afianzando así la tendencia al alza constatada en el último lustro. El equipamiento contabilizó en 2014 la peor cifra de visitas de su historia, por debajo de los 55.000 personas, sin contar las invitaciones y entradas institucionales.

Ecomuseo de Samuño, que tiene en el tren minero unos de sus principales atractivos, reabrió el pasado 25 de junio. Entre las medidas de seguridad, hay una limitación de aforos tanto para el tren minero como para las visitas guiadas. También se han modificado las paradas de la visita guiada, dando prioridad a las exteriores, y se debe utilizar mascarilla.

En el Pozo Sotón las visitas al interior de la mina y al exterior de las instalaciones regresaron cuatro días después. Una novedad este año es ruta minera exterior que recorre todos los hitos de la labor minera y que ha sido preparada por los propios guías del centro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook