Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ocho científicos de empresas privadas ya colaboran con el Centro de Nanotecnología

Los investigadores trabajan en los "laboratorios abiertos" de El Entrego, que fomentan la cooperación para desarrollar productos innovadores

Uno de los "open labs" del Centro de Nanotecnología de El Entrego.

Ocho investigadores de tres empresas privadas ya colaboran en el edificio tecnológico del pozo Entrego con los científicos del Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN) en la elaboración de productos y materiales innovadores. Se trata de una firma de materiales especiales cerámicos, otra de productos antimicrobianos y una tercera dedicada a la fabricación de piezas para automóviles.

Estos investigadores están adscritos a tres de los diez nuevos laboratorios del CINN, que se pusieron en marcha el pasado año para facilitar la cooperación entre el organismo público y empresas. Dos empresas más están pendientes de concretar su llegada para ocupar otros tantos laboratorios, ya que este proceso quedó paralizado por la epidemia de coronavirus. Las nuevas dependencias están ubicadas en un espacio hasta ahora sin uso en el que se han habilitado diez áreas delimitadas para nuevos laboratorios.

Los grupos mixtos de investigación y de desarrollo de productos se organizan a través de los denominados "open labs", que tienen la duración que tenga el proyecto. La estimación es atraer a unos 25 investigadores de empresas privadas con esta ampliación. Hasta ahora ya ha llegado una tercera parte. "Hay unas ocho personas de estas empresas que ya trabajan con proyectos vinculados a los 'open labs'. No es que estén aquí permanentemente, porque en ocasiones tienen que desplazarse a la empresa matriz, pero sí que hay un flujo establecido", explicaron desde el CINN.

La filosofía de los "open labs" es potenciar la colaboración entre investigadores del CINN y de empresas privadas. En los nuevos laboratorios ya se ha instalado, entre otras firmas, la división de innovación y desarrollo de Nanoker, spin-off del CINN dedicada a desarrollar materiales especiales cerámicos, y el Advanced Glass Solutions (AGS), ligada al grupo empresarial taiwanés Hsin Chong, uno de los líderes asiáticos en el sector de la fabricación de piezas para automóviles.

La ampliación de las instalaciones del edificio tecnológico del pozo Entrego, abordada el pasado año, permitió acondicionar 480 metros cuadrados más en la tercera planta para los 'open labs'. Estos laboratorios son grupos mixtos de investigación organizados alrededor del marco de un convenio firmado entre ambas partes, cuyo activo principal es el conocimiento multidisciplinar de sus integrantes.

Compartir el artículo

stats