Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos protestan por atender hasta 60 pacientes al día: "No somos suficientes"

Los facultativos de Primaria dicen que las autoridades "buscan disculpas para recortar" y denuncian la dificultad para dar servicio en la comarca

Los médicos que ayer participaron en la protesta de Mieres.

Los médicos que ayer participaron en la protesta de Mieres. FERNANDO RODRÍGUEZ

Los médicos de Atención primaria que trabajan en los centros de salud de Mieres, Aller y Lena denunciaron ayer el grave deterioro del servicio. El colectivo sostiene que las reticencias del Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA) a cubrir las bajas, tanto las temporales como las permanentes, conlleva que los facultativos se vean desbordados de trabajo. Estos profesionales aseguran que las teleconsultas no han hecho más que agravar la situación. Cuando antes atendían, por término medio, a poco más de 30 pacientes al día, ahora, afirman, encaran agendas imposibles con picos de hasta 60 enfermos.

Una representación de los médicos adscritos al área sanitaria VII participaron ayer en una protesta frente al centro de salud Mieres Sur. Su objetivo era trasladar a la ciudadanía su frustración. Se sientes "desbordados" por la carga de trabajo. Son pocos médicos para muchos pacientes.

Este colectivo recalca que los centros de salud padecen un grave problema de falta de personal médico. "La inversión en España en sanidad está muy por debajo de los parámetros anteriores a la crisis que arrancó en 2007. Es algo que avalan organismo como Amnistía Internacional", indican. Asturias es una de las comunidades más castigadas, afirman. "Tenemos una población muy envejecida y con mucha enfermedad crónica, por lo que tenemos muchos pacientes a largo plazo. Primaria soporta el peso de gran cantidad diabéticos, hipertensos y personas con problemas bronquiales. Ahora mismo tenemos una dificultad muy grande" .

Los médicos advierten de que no son suficientes para atender la carga de trabajo. "Las autoridades sanitarias sólo buscan disculpas para recortar. Hace veinte años todas las bajas se sustituían, ya fueran jubilaciones, vacaciones o enfermedad. Ahora sólo se busca hacer caja. No se cubren los puestos que quedan vacantes".

Compartir el artículo

stats