Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La red de geotermia del Fondón llegará a Langreo Centro la próxima primavera

Hunosa inicia con retraso los trabajos que permitirán climatizar varios edificios, tras la paralización de la tramitación por el estado de alarma

Instalaciones del pozo Fondón, con Langreo Centro al fondo.

La red de geotermia que utilizará el agua de mina del pozo Fondón, en Sama, llegará a los primeros edificios de Langreo Centro la próxima primavera. El estado de alarma decretado ante la propagación del coronavirus motivó un retraso en los planes de Hunosa, impulsora del proyecto, que comienza ahora los trabajos. La tramitación municipal quedó suspendida durante más de dos meses debido a la interrupción de plazos, lo que motivó una demora en el inicio del periodo para presentar alegaciones a la actuación, que se iba a iniciar a finales de marzo.

El procedimiento administrativo fue reactivado a principios de junio. Un mes más tarde el Ayuntamiento de Langreo aprobó la licencia municipal para que la compañía estatal ejecute la obra y pueda abastecer de calefacción y agua caliente sanitaria a varios edificios de Langreo Centro. El proyecto no recibió alegaciones.

Esta demora provocará que Hunosa no pueda cumplir con los plazos estimados inicialmente. La compañía estatal preveía hace un año que a finales del actual ejercicio la obra estaría finalizada. La inversión en la red de geotermia del pozo Fondón asciende a 2.441.776 euros y tiene un plazo de ejecución de diez meses. Los trabajos, adjudicados a la empresa Elecnor a principios de abril, permitirán climatizar a través de la geotermia varios edificios de Langreo Centro. Son el edificio de las 45 viviendas de promoción pública de Langreo Centro, el centro deportivo Juan Carlos Beiro, el centro de salud de La Felguera y el edificio que alberga Langrehotel y la residencia de personas mayores "Nuestra Señora del Fresno". Hunosa estudia prolongar, en una fase posterior, la conducción hasta edificios públicos ubicados en Sama como el centro de salud y la Casa Consistorial o los centros educativos del paseo de Los Llerones.

El proyecto dispone de una subvención de 1.136.215 euros de la Consejería de Empleo, Industria y Turismo. Esta ayuda está cofinanciada por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). Seis empresas remitieron sus ofertas para ejecutar las obras. La rebaja en el presupuesto de licitación, de 3,1 millones de euros, que presentó la empresa que resultó finalmente adjudicataria llegó al 22,6 por ciento.

La actuación que emprende estos días Hunosa incluye la construcción de una nueva pasarela peatonal próxima al pozo Sotón y ubicada sobre la línea de Renfe que conecta Oviedo y El Entrego, para instalar la conducción. Se ubicará donde se encuentra la actual y tendrá una longitud de 18 metros. La nueva estructura será más estrecha, con 2,17 metros, y en ella se instalarán dos tuberías de acero de la conducción de geotermia.

También se rehabilitarán las naves del pozo Fondón en las que se ubicarán los equipos necesarios para el funcionamiento del sistema. Dentro del proyecto figura el derribo de dos construcciones en estado de ruina situadas a ambos lados de los edificios que se van a acondicionar.

Compartir el artículo

stats