Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de la mitad de la plantilla de la subcontrata del Batán se retirarían al pasar a la hullera

La mayoría de operarios cumplen las condiciones para prejubilarse si entran en la compañía pública

La protesta de los trabajadores de Imsa ante la sede de Hunosa.

La protesta de los trabajadores de Imsa ante la sede de Hunosa. FERNANDO RODRÍGUEZ

Más de la mitad de los trabajadores de la subcontrata del Lavadero del Batán, que ha demandado a Hunosa por cesión ilegal, se prejubilarían nada más entrar en la empresa estatal, si la Justicia les de la razón. Según ha podido saber este diario, algo más de una treintena de los 44 operarios de Imsa, que piden su incorporación a la matriz de la compañía presidida por Gregorio Rabanal, cumplen con las condiciones para retirarse anticipadamente si formaran parte de la plantilla de la empresa, una prejubilación a la que ahora no pueden acceder por estar en una contrata.

Los trabajadores de Imsa, respaldados por los sindicatos, están en plena movilización para reclamar su incorporación como personal de la empresa pública. Tras una denuncia en la Inspección de Trabajo, el organismo emitió un informe en el que reconoce la cesión ilegal de los trabajadores de la subcontrata hacia Hunosa. Esto es, que estos operarios realizan labores en el lavadero del Batán como si fueran personal de la propia compañía y no de una empresa externa, tal y como viene a explicitar el inspector de Trabajo en su informe. "Llevamos años así y queremos que se nos incorpore a la plantilla", señalaban el lunes los portavoces del comité de empresa de Imsa, en una protesta ante la sede central de Hunosa durante la primera jornada de huelga convocada en el Lavadero del Batán.

Tanto CC OO de Industria como MCA-UGT respaldan la postura de la subcontrata. De hecho, los sindicatos van más allá y, además de elevar la situación a la SEPI, accionista universal de Hunosa, también tienen previsto revisar la situación del resto de trabajadores de otras subcontratas, que entienden que están en la misma situación de cesión ilegal, y que a su juicio también deben sumarse a la plantilla de la matriz. La próxima semana, sindicatos y empresa se verán las caras en el Sasec para tratar de llegar a un acuerdo extrajudicial respecto al conflicto laboral en El Batán.

Compartir el artículo

stats