Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma del barrio de San José, modelo de regeneración urbana, llega a su ecuador

La obra de Lada, la única iniciada de los fondos mineros del plan 2013-18, finalizará antes de que concluya el primer semestre de 2021

Un edificio en el que se está comenzando a trabajar.

Un edificio en el que se está comenzando a trabajar. JUAN PLAZA

La reforma del barrio de San José, en Lada, elegida por el Observatorio Europeo de la Viviendacomo "ejemplo de regeneración urbana", llega a su ecuador. Han transcurrido nueve meses desde su inicio, a principios de noviembre, y faltan otros nueve para que la obra concluya. Pese a la declaración

Los andamios y las grúas dominan ahora el barrio de San José, donde ya se perciben las mejoras en parte de los ocho bloques. La actuación en el distrito langreano de Lada es la única que se aborda, por ahora, de los proyectos que se financiarán con los fondos mineros pendientes del Plan del Carbón 2013-2018. La Consejería de Derechos Sociales y Bienestar impulsa en los ocho bloques construidos en 1955 un proyecto que permitirá que los ocho bloques sean "energéticamente punteros", como destacó el director general de Vivienda, Fermín Bravo, al explicar a los vecinos en octubre del pasado año los trabajos que se iban a ejecutar.

El Observatorio Europeo de la Vivienda, dependiente de una entidad que integra a 45 federaciones de entidades y empresas gestoras de vivienda pública de todo el continente, considera que "esta actuación será clave para revitalizar el barrio", indicó el Principado. La obra fue adjudicada en dos lotes: uno de ellos a Construcciones y Reparaciones Amado S. A. -por un precio de 3.123.081 euros- y otro a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Iguar-Ceteco, por 3.356.439 euros. En total, cerca de 6,5 millones de euros, una cuantía que rebajó el presupuesto de licitación, que ascendió a 7.253.765 euros.

El proyecto tiene como objetivo dotar a las viviendas del barrio de San José de mejores condiciones de accesibilidad y eficiencia energética. La sustitución de las cubiertas es una de las actuaciones que están ejecutando las dos empresas adjudicatarias de la obra. Además, para acabar con las humedades de condensación en la fachada se instala un sistema de aislamiento térmico.

Los técnicos prevén que en las viviendas se necesite poco consumo de calefacción, indicaron en el encuentro en el que se explicó a los vecinos en qué consistiría la obra. La sustitución de las carpinterías exteriores, dotando a todas las viviendas de un sistema de ventilación de doble flujo que garantice la calidad del aire interior, es otra de las obras que se acometen.

También se mejora la accesibilidad de las viviendas de la planta baja, donde se construyen rampas y pasarelas. Es una "apuesta innovadora que mejorará la eficiencia del sistema de calefacción y que ha logrado convertirse en un ejemplo de política de vivienda en Europa", comentó el Gobierno regional. Aunque vecinos del barrio echaron en falta en el proyecto la instalación de ascensores en los ocho bloques. En estas viviendas, el Principado acometió mejoras año atrás por un importe cercano a los 700.000 euros. Se renovó el saneamiento y se repararon doce pisos desocupados.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats