UGT y CC OO reclamaron ayer incrementar las condiciones de seguridad laboral tras el fallecimiento de José Marcos Saavedra Expósito, un joven de 37 años natural de Noreña, que murió tras resultar gravemente herido cuando trabajaba con un volquete en las labores de asfaltado de una carretera en La Nava, Langreo. La muerte de Saavedra se suma a la de David Busta Carrandi, que el viernes perdió la vida en un accidente en un centro logístico en Llanera. Los dos sindicatos, que convocaron una concentración ayer en Oviedo, hicieron un llamamiento para acabar con "esta pandemia mortal de accidentes de trabajo", que en los que va de año suma 14 víctimas, frente a las ocho de todo 2019.

El siniestro en el que falleció José Marcos Saavedra se produjo en la tarde del martes, cuando el "dumper" con el que estaba trabajando sufrió un vuelco por razones que se desconocen. Fue atendido en el lugar del accidente por el equipo médico de la UVI-móvil de Langreo y trasladado al Hospital Valle del Nalón. El joven ya llegó al centro hospitalario en parada cardiorrespiratoria y falleció poco después. Los bomberos tuvieron que subir al herido con una camilla "de cuchara" desde el prado al que había caído, a unos 5 metros de la carretera.

Como vienen haciendo desde hace años cada vez que se produce una muerte en el trabajo, UGT y CC OO se movilizaron ayer en Oviedo para reclamar "más prevención, mejores condiciones laborales y el cumplimiento estricto de la ley". Durante la protesta se cortó el tráfico y se guardaron cinco minutos de silencio en señal de duelo.

El manifiesto elaborado por ambos sindicatos fue leído en esta ocasión por Nerea Monroy (UGT). "Lamentablemente nos volvemos a concentrar como muestra de respeto ante los dos últimos accidentes laborales mortales en nuestra región y para decir 'Basta ya' a esta pandemia mortal". La responsable sindical indicó que con el "accidente fatal" de José Marcos Saavedra "el número de trabajadores fallecidos en Asturias en accidente de trabajo en lo que llevamos de año asciende a catorce: trece en jornada y uno 'in itinere'. Este año 2020 se está convirtiendo en un ejercicio muy negro en lo que a siniestralidad laboral se refiere".

Monroy hizo alusión a las cifras para justificar su análisis. "Mientras que el año 2019 nos dejó ocho fallecidos por accidente laboral" en "estos ocho meses que llevamos de 2020 los fallecimientos ya ascienden a catorce, la mitad de ellos en dos meses, desde que se levantó el estado de alarma el 21 de junio". La representante de UGT remarcó que esta situación se produce sin que exista "una normalidad completa, ya que a lo largo de estos primeros meses del año hemos visto cómo la actividad se ha paralizado o reducido en los centros de trabajo". "Desde UGT y CC OO de Asturias", prosiguió Monroy, "denunciamos una vez más la falta de medidas de prevención" para frenar "esta otra pandemia. La nueva normalidad no puede suponer una merma de las medidas de prevención y protección de la salud de los trabajadores".

Desde CC OO, su responsable de salud laboral, Gerardo L. Argüelles, remarcó que el empresario es quien tiene que "garantizar la salud y seguridad" en el trabajo. También argumentó que "todos los accidentes son evitables con cultura preventiva, por eso los trabajadores tienen que estar formados en riesgos laborales; la mejor prevención es conocer el riesgo".

CC OO de Asturias reclamó más medios y personal para que la Inspección de Trabajo pueda velar por el cumplimiento de la legislación. "En Asturias hay 17 inspectores e inspectoras para más de 374.100 personas trabajando, uno por cada 22.000", expusieron desde el sindicato.