Adiós, por este año, a una de las citas más tradicionales del otoño asturiano. El gobierno de Lena (IU) anunció ayer la suspensión de las fiestas de Les Feries del Rosario ante la evolución de la crisis sanitaria del coronavirus. Es una decisión tomada "con responsabilidad" y que deja ya a Lena sin ninguna de sus fiestas por este año: la primera fue La Flor, que los vecinos celebraron a la ventana en pleno confinamiento, y siguió la Fiesta del Corderu. Tampoco tuvo lugar el Festival Astur-Romano de Carabanzo, que se celebra cada agosto en la localidad lenense.

La concejala de Festejos, Andrea Velarde, informó ayer de la decisión al resto de grupos durante la comisión del área, que se celebró por la mañana en el Ayuntamiento. "Se trata de una decisión que se adopta por responsabilidad, ya que queremos evitar las aglomeraciones lo máximo posible, a la vista de los nuevos brotes de los que se está teniendo conocimiento en las últimas semanas", explicó la edil.

Andrea Velarde añadió que "este año tuvimos que cancelar La Flor, que coincidió en pleno confinamiento, y optamos por hacerlo también con El Corderu, y ahora Feries". Y señaló que "creemos que es la mejor decisión que podemos adoptar por responsabilidad, a la vista de la evolución de la crisis sanitaria".

La cancelación de Les Feries deja a la comarca sin una de sus ferias más tradicionales de ganado. También sin la cita para comer los callos, el plato típico del evento. Aún sin ningún anuncio, es posible que los hosteleros del concejo sigan adelante con el encuentro gastronómico siempre que se garantice el cumplimiento de las medidas de seguridad.

La fiesta de La Flor en Lena da el pistoletazo de salida a un calendario festivo que, este año, se ha quedado sin rellenar en la comarca. En este momento solo falta una fiesta de envergadura por confirmar su suspensión: la romería de Los Humanitarios de San Martín de Moreda. La organización aun no se ha pronunciado sobre la presente edición que tendría que celebrarse, como cada año, el próximo 11 de noviembre.