10 de septiembre de 2020
10.09.2020
La Nueva España

Lena estrena el aparcamiento de pago

División entre los usuarios: mientras que unos valoran que haya más plazas libres, otros critican tener que abonar dinero para estacionar

10.09.2020 | 01:37
Jaime García Mayo saca un tique en la máquina del aparcamiento de Hermanos Granda.

Hay una expresión muy taurina que reza "división de opiniones" cuando parte del tendido muestra su descontento con la faena mientras que otros la aplauden. Pues ese era el ambiente que ayer se palpaba entre los usuarios de los dos aparcamientos de Pola de Lena en los que ayer se comenzó a cobrar por estacionar. Mientras que unos vecinos valoraban que ya no haya coches permanentemente estacionados ocupando plazas casi eternamente, otros criticaban que haya que pagar por aparcar en terrenos públicos.

La de Lena es la primera "zona azul" de pago de las comarcas mineras. No es exactamente una zona azul al uso, ya que para empezar, las divisiones de los aparcamientos siguen estando pintadas en blanco. Se trata de los dos aparcamientos que el Ayuntamiento habilitó en las calles Hermanos Granda y Corporaciones de Lena en los que desde ayer se tiene que pagar por aparcar, siendo el primer sistema público de este tipo en las dos comarcas, toda vez que en Mieres, el estacionamiento rotatorio es, de momento, gratuito.

José Ángel Requejo es un vecino de Pola de Lena que se muestra a favor del nuevo sistema. "Yo trabajo en carpintería, y me muevo por las casas, y cuando tienes que hacer una gestión o ir a medir, y vienes a aparcar, se hacía muy difícil encontrar sitio al ser el aparcamiento gratis", afirmaba ayer mientras recogía su vehículo del parking de Hermanos Granda.

Este vecino señala que por primera vez en mucho tiempo encontró una plaza libre a la primera. "Había gente que incluso había dejado su plaza de garaje para aparcar aquí y dejar siempre el coche, y eso no podía ser", explicaba Requejo, que agregaba que "aunque yo tenga que pagar, me alegro de que esté así porque no era normal como se utilizaba el aparcamiento". "Por 30 céntimos la hora me parece razonable que se cobre porque ya sirve para que muchos no hagan un mal uso", zanjaba. No sin antes confesar que casi se va sin pagar al aparcar: "Si no me lo diz el policía local, me despisto y tiro millas".

Otro de los usuarios que ayer tuvieron que rascarse el bolsillo fue Jaime García Mayo. Es vecino de Infiesto, pero suele ir hacia a León con su familia a hacer rutas de montaña. Y en el camino, siempre paran en Pola de Lena. "Me sorprendió ver que tenía que pagar, porque siempre paramos aquí a tomar un café y dejamos el coche en el mismo sitio", afirma. Para García Mayo, pagar por aparcar no es lo ideal: "Entiendo que pueda hacerse en grandes ciudades para reordenar un poco el tráfico, pero en sitios más pequeños como Pola de Lena o en mi ciudad, Infiesto, no lo veo razonable, estoy totalmente en contra". Al menos, la tarifa no es desorbitada: "De lo malo, el café solamente nos costará unos céntimos más caro".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook