Ya hay brote confirmado en el concejo de Laviana. Oficialmente son ya 35 personas las que han dado positivo por covid-19 en las pruebas PCR practicadas a vecinos del municipio. De ellas, 25 están vinculadas al brote, que según el Principado tiene su origen en dos adolescentes "que han contagiado a personas de su entorno familar y social". Según el Sespa, "hasta el momento no se ha identificado transmisión comunitaria relacionada con ningún establecimiento de ocio o restauración". La situación, que Salud consideraba "controlada" en la jornada del miércoles, ha obligado al alcalde, Julio García, a emitir un bando en coordinación con las autoridades sanitarias. En él se recuerda el uso obligatorio de las mascarillas, la necesidad de evitar reuniones y se dice que estas medidas "se podrán modificar o aumentar", en función de las instrucciones "de las autoridades sanitarias".

El Área Sanitaria VIII (Valle del Nalón) afirmaba ayer que irían surgiendo nuevos casos en Laviana, y ha sido así, porque ya son 35 en total. Al inicio de la jornada del miércoles se confirmaba al existencia de 10 positivos. Tras la realización de pruebas en el centro de salud de la Pola y en el hospital Valle del Nalón, el número se ha disparado. Diez casos son independientes del brote existente, que acumula 25 positivos, generando cierta intranquilidad en el concejo. A estas cifras hay que añadir el goteo de cierres temporales de negocios, cuyos propietarios o clientes habituales han estado en contacto con personas diagnosticadas o que se encuentran en "cuarentena", a la espera de que se les hagan las pruebas. Desde el Ayuntamiento de Laviana se afirma que el grueso de las pruebas PCR ya se ha realizado, y que ya se encuentra en el "pico más alto" de la infección.

En el bando emitido por el Alcalde sobre las 13.15 horas, se apela a "la responsabilidad individual de la que depende la salud de todas y todos". Además, confirma el número de 35 contagiados, "dato que puede variar a lo largo del día debido a los rastreos y las pruebas PCR que se están realizando". El Consistorio reforzará el "servicio de limpieza y desinfección de espacios públicos", subraya el uso obligatorio de la mascarilla y llama a evitar "reuniones o encuentros", sobre todo las que "superen el número de personas permitidas". Quedan abiertos además tomar medidas más duras si así lo dictaminan las autoridades sanitarias.

Las reacciones políticas tampoco se han hecho esperar. Desde Podemos Laviana piden la dimisión del gerente del Área Sanitaria VIII (Valle del Nalón), que el miércoles estuvo en el Ayuntamiento con los grupos municipales. Afirmó que hasta ese momento no había brote y que la situación estaba controlada. "No hacía falta ser un experto para ver lo que estaba ocurriendo en el concejo de Laviana. El gerente se presenta a la reunión sin la información actualizada.Pues parece ser que hoy si, ya hay un brote". Por tanto, "ante la incompetencia de nuestro gerente", Bernabé Fernández "por la tardanza en tomar medidas y por que en estos momentos todavía los centros de salud periféricos siguen cerrados y los que están abiertos atienden a la gente en la calle, pedimos su dimisión".

IU de Laviana, por su parte, muestra su "preocupación por la situación. Consideramos que que ha habido un retraso con las medidas y se ha tardado en declararlo como brote. Exigimos medidas para vigilar que no se convierta en transmisión comunitaria y sobre todo, transparencia en los datos". También subraya que "preocupa esta situación con el comienzo del curso escolar, estamos a unos días de que empiecen las clases". Desde Ciudadanos afirmaron que "no es momento de reproches ni de señalar a colectivos sociales. Tenemos la amenaza sobre nosotros", por lo que llaman a "extremar al máximo las precauciones". También destaca la "responsabilidad de los comercios que han cerrado voluntariamente" para ayudar a frentar la situación.

Entre los negocios afectados por la situación está un céntrico y conocido bar, uno de los más concurridos de Pola de Laviana, cuyos responsables explicaban que uno de los camareros había dado positivo, y que por tanto "tomamos la decisión inmediata de cerrar nuestro local para desinfectarlo, hacernos las pruebas todos y cerciorarnos de que todo es seguro" cuando vuelvan a abrir. "Nadie está libre de esto", concluyen.