Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caso asume el proyecto del embarcadero de Tanes con "el apoyo" del Principado

El Ayuntamiento redactará el plan y el pliego de condiciones del uso lúdico y la navegabilidad del pantano con los técnicos de Medio Rural

El pantano de Tanes visto desde la colegiata, la zona donde podría instalarse el embarcadero.

El pantano de Tanes visto desde la colegiata, la zona donde podría instalarse el embarcadero. L. DÍAZ

La renuncia del Consorcio de Aguas de Asturias (Cadasa) a desarrollar el proyecto de embarcadero para el uso lúdico del pantano de Tanes ha provocado que sea el propio Ayuntamiento de Caso, un municipio con apenas 1.600 habitantes, el que tenga que hacerse cargo de la iniciativa. De esta forma, queda en manos del Consistorio casín la redacción del proyecto del embarcadero, de un posible parking y de una zona de desinfección de las embarcaciones, además del pliego de condiciones posterior, si se saca ca concurso público la gestión de este uso lúdico. Eso sí, tal y como afirmó ayer el alcalde, Miguel Fernández, para todos estos requisitos técnicos, "que en cierto modo sobrepasan las posibilidades de un Ayuntamiento como el nuestro", contarán con el apoyo de "la Consejería" de Medio Rural y Cohesión social.

Superada la "espantada" de Cadasa del proyecto de uso lúdico y navegabilidad de los pantanos de Redes, al "no entrar en su plan de inversiones", es hora de "ponernos a trabajar, para que podamos sacarlo de la mejor manera, y cuanto antes", afirmó el Alcalde. Esta semana explicó a los representantes municipales en Caso la situación, y conversó -vía telemática, al estar confinados sus dirigentes- con la Consejería de Medio Rural. "Tendremos, en cuanto puedan, una reunión física", en la que se concretará cómo desarrollar el proyecto.

Miguel Fernández explicó que lo lógico, en principio, sería que el embarcadero se instalase en la zona de la colegiata de Tanes, donde además se encuentra el único terreno que bordea el pantano que no es o propiedad de Cadasa o de EDP (la empresa energética que explota la central hidroeléctrica situada entre los embalses de Tanes y Rioseco). El "prau" pertenece a la Iglesia. Hay que tener en cuenta también que este entorno está protegido, al ser la colegiata Bien de Interés Cultural (BIC).

En principio, el proyecto contaría con embarcadero para las canoas y piraguas y una zona de desinfección para las embarcaciones, ya que hay que tener en cuenta que tienen que ser barcas "cautivas", es decir, que no pueden usarse en ningún otro lugar, ya que los embalses de Redes suministran agua a todo el centro de Asturias y de esta forma se evitaría la posible contaminación de las aguas y la llegada de posibles especies invasoras. Es probable también que se pueda hacer una ampliación del aparcamiento o una nueva zona de estacionamiento, si finalmente no puede hacerse en el entorno del templo. "Había un acuerdo con Cadasa, pero han dado la patada hacia delante y ahora somos nosotros los que sacaremos el proyecto". Una vez esté listo, se presentará ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC), para que lo apruebe.

Compartir el artículo

stats