Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Un buen policía tiene que tener vocación y saber escuchar"

-Creo que las actuaciones que hizo la Policía entonces están muy bien consideradas, incluso entre los propios mineros. Fueron momentos tensos, pero hubo mucha comunicación.

- En el campo de la investigación habrá tenido que hacer muchos interrogatorios, ¿cuáles son las claves?

-La experiencia te da una perspectiva de las cosas y una mecánica, pero cuando estás interrogando a alguien o investigando un caso lo importante es el conocimiento que tengas sobre él. Y también es importante ponerte en el lugar del sospechoso. O del testigo. A veces te dice que no ha visto nada, pero si haces las preguntas adecuadas resulta que, en ocasiones, lo ha visto todo. Lo que pasa es que puede pensar que la información que tiene no es relevante.

- ¿Es posible desconectar tras el trabajo cuando se lleva un caso importante?

-Es inevitable que determinados casos los ruques. Hay que conseguir las pruebas para que no se te vayan los autores. Y sí te lo llevas a casa.

- Le ha tocado estar al frente de la Comisaría en casos como el crimen de Iván Castro en un garaje de La Felguera.

-Fue un caso que se presentó muy difícil desde el primer momento porque no había un motivo, un móvil aparente. Y tampoco teníamos candidatos. Llevó mucho tiempo, meses, ir cerrando el círculo. Hubo comentarios de todo tipo y especulaciones. Todo eso hubo que comprobarlo y no aparecía un candidato. Ni la familia ni los amigos nos apuntaban la posibilidad de lo que hubo realmente detrás. Fue un crimen inquietante y complejo por todo eso. Costó mucho llegar a ello, pero fue un trabajo excelente de investigadores de Langreo y de Madrid.

- ¿Es segura la comarca del Nalón?

-Sin ninguna duda. De vez en cuando se incrementan o disminuyen los delitos, pero están muy por debajo de la media de la tasa de criminalidad del país.

- ¿Qué delitos le han resultado más llamativos?

-Últimamente son las estafas por internet. A personas que compran un perro con pedigrí que presuntamente viene de un país lejano o esos casos de supuestos oficiales americanos que necesitan traer un tesoro de Afganistán y piden dinero para hacerlo. Siguen pasando.

- En todos estos años ha habido muchas operaciones contra el tráfico de drogas, ¿se ha conseguido atajar?

-Eso nunca se ataja del todo. Hay gente que depende de la droga. Las investigaciones son complejas para llegar hasta arriba y hay una constante presión en la calle.

- ¿Cómo ha afectado el coronavirus al desempeño de la actividad policial, fue extraño tener que apercibir a ciudadanos por ir por la calle durante el confinamiento?

-Los policías estaban mentalizados y siempre existe una empatía. Además, a veces la norma costaba interpretarla porque tenía sus matices. Tratabas, sobre todo, de hacer pedagogía y, cuando era necesario, era cuando denunciabas.

- ¿Ha cambiado la relación del policía y la ciudadanía con la pandemia?

-Con el tema de los aplausos y todo aquello parece que sí. Pero lo cierto, y ahí están las estadísticas, es que la Policía a nivel nacional está muy bien considerada. Es uno de los colectivos más valorados en todo el país según las encuestas que se han realizado sobre el tema.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats