02 de octubre de 2020
02.10.2020
La Nueva España

La caída de un féretro en el cementerio de Lada provoca la amarga queja de la familia

El servicio municipal no se adaptó a las circunstancias ya que la comitiva avisó de que el muerto tenía sobrepeso

02.10.2020 | 02:25
Cementerio de Lada.

Una familia de Langreo mostró ayer su queja por la falta de personal en el servicio de cementerios en el Ayuntamiento debido a un suceso ocurrido hace unos días en el camposanto de Lada.

Y es que aunque los familiares del enterrado avisaron de que este último padecía de sobrepeso, cuando llegaron al cementerio solo se encontraron con dos enterradores. Estos últimos no podían soportar el peso del ataúd y tuvieron que ser ayudados por el conductor de la funeraria, así como algún familiar. Sin embargo, la caja acabó cayendo al suelo amargando aún más esa triste jornada.

Los familiares no responsabilizan a los trabajadores municipales. "No tienen la culpa", explicaron, dando cuenta de que "el fallo es de la gestión del Ayuntamiento de Langreo". También critican que el trabajo de enterrador se siga desempeñando de forma tradicional en los cementerios del municipio "cuando existen nuevas herramientas y dispositivos que pueden ayudar con esta labor a los trabajadores". Asimismo, hicieron hincapié en las consecuencias de ayudar al enterrador con el ataúd: "Ayudamos de corazón, aunque estemos pasando ese momento tan malo, pero qué sucedería si algún familiar se accidenta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído