Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MIGUEL MARTÍNEZ | ORGANIZADOR DE LA FERIA DEL COLECCIONISMO DE MIERES

"Normalmente vienen 6.000 personas, pero las 2.000 de este año compraron todas"

"Pensaba que la feria iba a ser un fracaso, pero hubo más venta, había menos competencia y más demanda"

Miguel Martínez, organizador de la Feria del Coleccionismo.

Miguel Martínez, organizador de la Feria del Coleccionismo.

Si ya de por sí no es fácil organizar una feria, este año 2020 la complicación se ha elevado a la enésima potencia. Pero Miguel Martínez, fundador y organizador de la Feria del Coleccionismo de Mieres, no iba a defraudar a quienes esperaban como agua de mayo, aunque en octubre, esta feria. Tras unos días de análisis sobre su desarrollo, Martínez valorar para LA NUEVA ESPAÑA el evento, por el que pasaron unas 2.000 personas el pasado fin de semana.

-¿Cómo decidió sacar adelante la feria en una situación tan rara con tantas cancelaciones de eventos?

-No lo tenía nada claro. Pero había mucha gente llamando y preguntado que si iba a organizar este año la feria del coleccionismo. Había anulaciones de decenas de actividades parecidas. Y la nuestra, al ser al final de año, la gente tenía inquietud por saber si la íbamos a hacer. Al final, hablé con el Ayuntamiento de Mieres, vi interés por parte de los expositores y de los visitantes, y me pareció que había apoyo suficiente como para echarla adelante. Es verdad que aquí en Asturias también parecía que no estábamos tan mal como en otros sitios, y que era algo más seguro poder hacerla.

-Supongo que además de la pandemia, no haya sido fácil sacar la feria adelante sin Manuel García, "Lito", su vicepresidente.

-Su pérdida fue un palo muy grande. De hecho, antes de todo lo que ha ido sucediendo con la pandemia, tenía pensado hacerle un pequeño homenaje, porque fue una persona que estuvo muy implicada desde que entró a trabajar conmigo. Se involucró desde la segunda edición y siempre trabajo. Su fallecimiento fue muy duro. Pero siempre hay tiempo, así que en la décima edición intentaremos hacer algo para honrar su memoria.

-Después de unos días para reflexionar. ¿Está satisfecho?

-La verdad es que al principio no las tenía todas conmigo. Honestamente, pensaba que la feria iba a ser un fracaso, que no iba a haber gente. Entre el mal tiempo, el virus, la crisis económica... Pero sorprendentemente, tuvimos mucha afluencia para lo que esperábamos. Es verdad que hubo un tercio de la gente de otros años. Normalmente pasan por aquí 6.000 personas y este año serían unas 2.000, pero hubo buenas cifras. No me puedo quejar. No es moco de pavo para una situación complicada como la que estamos. Estoy contento y satisfecho. Y además, sanitariamente, no nos consta que haya habido ningún tipo de problema. También preparamos un buen protocolo. De todos modos, no creo que la feria pueda ser un foco determinante de contagios.

-Los expositores, ¿se fueron contentos?

-Sí, la verdad es que hubo satisfacción entre los comerciantes que vinieron a la feria. Se da una circunstancia especial, y es que aunque hubo menos gente, también hubo, por cuestiones de espacio y distancia, menos stands. La poca gente que va y los pocos expositores se complementan: hay menos competencia, y la gente que va, va a comprar. Hay años que entran 6.000 personas y compran 2.000. Este año, las 2.000 que fueron, compraron prácticamente todas. La gente aficionada al coleccionismo llevaba casi un año sin poder acudir a ferias de este tipo, y eso se nota, porque había ganas de comprar. Hubo más venta que otros años. Había menos competencia y más demanda. Esa fue la ecuación.

-La Feria del Coleccionismo de Mieres, ¿es un ejemplo de que se pueden hacer eventos de forma segura?

-Mire, yo no entiendo porque se está criminalizando el sector de los eventos, de los bares, del ocio nocturno, de las fiestas, de las ferias... Se está señalando como responsables a estos actos. Ahora mismo son los sitios más seguros, los más controlados, con medidas más estrictas... No puedo entender porque se hace ese escarnio contra el sector eventos y el sector cultural. A mí por redes sociales me han puesto verde por hacer la feria. Eso sí, tu ahora vas al autobús, o vas a recoger a un crío al colegio, y ves que está lleno de gente, no hay separaciones ni distancias ni precaución. Hay que apostar por la cultura, por hacer eventos. La gente lo necesita, porque todo es negativo. El ocio es necesario para mantener una salud mental. Está demostrado que los eventos se pueden hacer con seguridad, con cabeza, y que la gente responde cumpliendo las medidas. Reitero que hay que hacer eventos, que sí se quiere se puede. Igual hay que buscar otro tipo de espacios para garantizar distancias, pero no podemos pararlo todo y dejar de vivir.

-La del próximo año será la décima edición. Supongo que ya tenga algo en la cabeza.

-Ya estoy pensando en el año que viene. Quiero hacer algo especial por esa década, un repaso por toda la historia de la feria, recuperar las exposiciones que hubo desde 2012. Hay varias cosas que ya tengo pensadas para hacer durante el año. Claro, todo esto condicionado a que la pandemia me lo permite. Quiero hacer charlas a lo largo del año en Mieres, exposiciones.... Pero ya sabe, va a depender todo de las facilidades que nos puedan poner desde el Ayuntamiento de Mieres y especialmente de como evolucione la situación del covid-19.

Compartir el artículo

stats