Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer edificio de la Mayacina cumple 10 años, con la mitad de sus pisos sin vender

El proyecto, promovido desde el ámbito público por Sepes, tiene sin ocupar aún 64 pisos tras cerrar solo 4 compras en los últimos tres años

El edificio "Vivazz", construido hace ya una década.

El edificio "Vivazz", construido hace ya una década.

La Sociedad Estatal de Promoción de Suelo (Sepes) desembarcó a finales de la pasada década en Mieres para impulsar el desarrollo residencial de la Mayacina. De esta forma germinaba por fin el ensanche de la ciudad, un plan urbano atascado desde los años ochenta. Para insuflar energía al ambicioso plan

Este mes de octubre se cumplen diez años desde que los primeros vecinos de La Mayacina se instalaron en la edificio de Sepes . La sociedad pública ha tenido enormes problemas para comercializar estos pisos. Tras una décadas, aún están sin vender 64 inmuebles, el 48,8 por ciento del total. Es más, en los últimos tres años apenas se han cerrado operaciones, con un total de 4 adquisiciones, poco más de una por año. El constatado fracaso comercial del proyecto de Sepes contraviene las previsiones iniciales sobre el atractivo de los inmuebles. "Vivazz" pertenece al plan urbanístico de la Mayacina, que en su conjunto recogía 711 viviendas, de las que están ejecutadas 542. Un plan para el que se convocó un concurso internacional de ideas del que salió el diseño de cada uno de los edificios. Inmuebles que, además, fueron equipados con todo tipo de avances tecnológicos, como sistemas de climatización, domótica y captación de energía solar.

El precio de estas viviendas, de entre uno y cuatro dormitorios, se estableció en su día entre 91.000 y 148.000 euros, siempre en función de su ubicación, características y tamaño. Actual Sepes ha rebajado los precios. Se pueden adquirir pisos de un dormitorio -58 metros cuadrados-, con trastero y garaje, por 82.000 euros. Es precisamente en los zona subterránea de estacionamiento donde con más claridad se percibe la baja ocupación del inmueble. Sepes decidió recientemente señalizar las plazas sin vender, indicando la prohibición de aparcar en ellas. Y es que muchos vecinos, ante la abundancia de espacios vacantes, introducen más de un coche en el garaje comunitario.

El inmueble promovido por Sepes fue adjudicado en 9,4 millones de euros a la empresa Vías y Construcciones. El edificio, con la llamativa fachada en color negro, responde a una propuesta de los arquitectos Angelini Malatesta y David Casino, que lo bautizaron como ya se ha reseñado con el nombre de "Vivazz". El inmueble se había diseñado como una manzana abierta, integrada en la ciudad y en el paisaje montañoso de su entorno. Ubicado en pleno centro de Mieres y transcurridos diez años desde su inauguración, casi la mitad de sus pisos siguen deshabitados.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats