Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mordiscos para espantar al coronavirus

Un hostelero de Mieres impulsa un concurso de comer hamburguesas para combatir el "desánimo" causado por la pandemia

Marinela Vargas y Josué García, con los platos del reto.

Marinela Vargas y Josué García, con los platos del reto. JANDRO RODRÍGUEZ

El ser humano contra la comida. Frente a frente. Y en 40 minutos. Un establecimiento de Mieres va a realizar el próximo día 30 un reto gastronómico al más puro estilo "Crónicas carnívoras". Para quien no conozca este show televisivo, consiste en que Adam Richman y Casey Webb, sus presentadores,

Josué García Peláez es el dueño de un conocido establecimiento de Mieres. Como todos los hosteleros, el 2020 está siendo el año más difícil de sus vidas. "Estábamos un día viendo este programa por la tele y se nos ocurrió que podíamos hacer algo así aquí", explica este joven hostelero, que lleva media vida tras la barra. "Está todo el mundo desanimado con todo esto del covid y queríamos hacer algo diferente para que la gente se pudiera divertir un rato y para ver que, con seguridad, se pueden hacer cosas", añade. En su bar suelen preparar eventos, conciertos, fiestas relacionadas con el fútbol. Algo que ahora está muy apagado por las restricciones. Pero con las "Crónicas Carnívoras" les llegó la inspiración. Y se pusieron manos a la obra.

Dicho y hecho. Publicaron el reto en redes sociales y en tres días tenían las doce plazas que ofertaron cubiertas. "Solo cogemos a 12 por temas de espacio, pero además lo vamos a hacer en dos turnos, comida y cena, para que se puedan respetar las distancias de seguridad y el resto de medidas que nos piden", apunta el hostelero.

Pero, ¿a qué se van a tener que enfrentar los doce valientes?. Pues a casi dos kilos de comida. Un suculento menú, invariable para que nadie tenga ventaja, y que será "muy difícil de terminar". Como complementos una ración de patatas de unos 200 gramos, una ración de nachos con su guacamole y su queso cheddar. Y media ración de fingers de pollo. Y como principal, la gran hamburguesa: 300 gramos de pan, unos 600 gramos de carne, vegetales de todo tipo (lechuga, tomate, cebolla, pimientos, aceitunas...), además de lomo, bacon, huevo y dos tipos diferentes de queso. En total, en torno al kilo y cuarto de comida. Y todo ello, acompañado de un litro de cerveza o refresco. Eso sí, gaseoso. "Nos pedían poder beber agua o leche, pero esto es un reto de comida y no lo podíamos poner fácil, así que tiene que ser una bebida con gas", explica Josué García.

¿Y los ganadores?. Los que consigan vencer al menú se repartirán 290 euros, además de un detalle que todos recibirán por su participación. Cada participante aportará 20 euros de inscripción, más otros 50 euros que pone el propio local para sumar al premio final. El establecimiento también preparará dos muros: el de la fama, y el de la vergüenza. "Es algo en tono de broma, no para que nadie se ofenda, pero nos pareció una buena idea", asegura el hostelero. Y si nadie logra vencer a la hamburguesa, el dinero se guardará como bote para nuevas aventuras culinarias. "Tenemos pensado más retos, diferentes, pero también relacionados con la comida", asegura.

Quedará una cuestión por resolver: ¿Será el hombre capaz de vencer a la comida?. El día 30, la solución.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats