Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pública Sepes bloquea desde hace una década el acceso a suelo industrial y pisos

El Ayuntamiento de Morcín exige a la Sociedad del Suelo que rebaje el precio de las diez parcelas sin uso que tiene en el polígono de Argame

El polígono de Argame, con parcelas sin ocupar.

El polígono de Argame, con parcelas sin ocupar.

La Sociedad Estatal de Promoción de Suelo (Sepes) no parece estar prestándole demasiada atención a las obligaciones que tiene pendientes en las Cuencas. Ya sean pisos o naves industriales, la entidad pública retiene sin vender inmuebles cuyo desarrollo generó en su momento importantes expectativas. En Mieres, Sepes tienen sin vender

En el caso del polígono de Argame, Sepes no ha cumplido a la hora de favorecer la ocupación de este gran parque empresarial. El alcalde de Morcín, Mino García (IU), se ha mostrado muy molesto porque la empresa estatal no haya rebajado sus pretensiones económicas para la venta de las 10 parcelas que tienen en el área industrial, y que son las únicas que quedan vacías.

Hasta hace unos meses, el propio Ayuntamiento tenía dos áreas todavía sin ocupación. Sin embargo, tomaron la decisión de rebajar las peticiones iniciales, y encontraron comprador para las dos parcelas. Proyectos que se vincularon al empleo y con una serie de condicionantes que de no cumplirse haría que los terrenos pudieran volver a manos del Ayuntamiento.

Primero fue la empresa Fusoni Componentes, la que adquirió una de las dos parcelas municipales. "Tenían mucho interés en expandirse, y apostaron por seguir creciendo en Morcín", explicó el regidor. A finales del pasado año, se certificaba la venta de la última de las parcelas, que dos meses antes había sacado a concurso el Ayuntamiento.

En este caso si trascendieron más datos de la operación. El terreno se vendió por 120.000 euros, y la empresa que se asentó en Argame fue Chocolates del Principado, una compañía en la que se incluye la marca Rialto, productora de las famosas "moscovitas". Esta empresa también tenía ya una parcela en el polígono morciniego, donde también amplió su producción.

Ahora, en Argame solo quedan vacías los diez terrenos de Sepes. "Tienen que ser conscientes de que ya no hay tiempos de bonanza, sino todo lo contrario, y si queremos que vengan las empresas y generen actividad, riqueza y puestos de trabajo, las condiciones que se exigen tienen que bajar notablemente", indicó el alcalde de Morcín. Mino García aseguró que ya ha estado en contacto varias veces con la empresa estatal, pero sin éxito ninguno. "Dicen que lo estudiarán, dan largas, pero al final nada. Lo que está claro es que es muy necesario que se puedan ocupar ya estos terrenos", finalizó el regidor.

En Mieres, Sepes ha vendido cuatro pisos desde 2017 en su promoción de la Mayacina. Los profesionales del sector afirman que lo que está sucediendo en este céntrico edificio responde a una "comercialización deficiente". Los clientes que estos años intentaron adquirir una de las propiedades avalan el parecen, afirman que percibieron "desgana" y "nula flexibilidad". El Ayuntamiento, por su parte, reclama que se facilite la adquisición de los pisos, "con rebajas o alquiler con opción a compra". Y mientras tanto, El mantenimiento de los pisos vacíos ya le ha costado al erario público más de un millón de euros, sumando los recibos del IBI y de la comunidad abonados por las viviendas vacías. El constatado fracaso comercial del proyecto de Sepes contraviene las previsiones iniciales sobre el atractivo de los inmuebles.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats