La Policía Local de Langreo detuvo el pasado martes, 27 de octubre, a un hombre que se resistió a pasar la prueba de la alcoholemia e insultó y agredió a los agentes que intentaban hacérsela. Los hechos ocurrieron sobre las 20.00 horas, cuando se recibieron varias llamadas de vecinos y testigos que alertaban de que un vehículo, cuyo conductor estaba supuestamente bebido, había golpeado a dos coches estacionados en la calle Jove y Canella del distrito de Sama.

Hasta esa dirección se trasladó un coche patrulla. A su llegada, los policías comprobaron que una persona estaba intentando aparcar su vehículo y para ello golpeaba a otros ya estacionados. Los agentes ordenaron al conductor que se bajara del vehículo. En ese momento, el hombre empezó a increpar a los agentes con frases como: «Estoy hasta los cojones de maderos». Cuando los miembros de la patrulla le invitaron a realizar la prueba de alcoholemia, tras entregarle la boquilla, la tiro al suelo y dio un manotazo al etilómetro, arrojándolo al suelo. A continuación, intentó alejarse del lugar.

Los agentes fueron agredidos a patadas y puñetazos

En ese momento, los agentes procedieron a su detención y fueron agredidos con patadas, puñetazos y codazos. Los policías lo redujeron y esposaron. Después, durante su traslado hasta las dependencias de la Policía Nacional, el detenido no cesó de proferir insultos con frases amenazantes como: «Cuando salga, os voy a buscar y os vais a cagar, maderos de mierda, hijos de puta».