Una consultoría especializada en geología y geotecnia redactará un proyecto para estabilizar seis taludes en el tramo comprendido entre El Condao y Campo de Caso de la carretera AS-117, que conecta Riaño con el puerto de Tarna. La Viceconsejería de Infraestructuras, dependiente de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial, adjudicó esta semana el contrato, cuyo importe es de 13.352 euros. Además, la Dirección General de Infraestructuras Viarias y Portuarias también ha contratado a una empresa de instrumentación geotécnica una investigación sobre el movimiento de ladera registrado en la carretera de Otura (MO-4), en el municipio de Morcín, “que ocasiona importantes desplazamientos en la vía”.

En el Corredor del Nalón, un estudio preliminar identificó diferentes tipos de fracturas e inestabilidades en taludes de desmonte de este tramo de la carretera AS-117, que pasa por los municipios de Laviana, Sobrescobio y Caso, “que podrían afectar a la circulación o provocar daños a la plataforma de la carretera”, señala la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial. El proyecto que se ha adjudicado ahora permitirá concretar las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los usuarios de la vía y la durabilidad de la infraestructura, sostiene el departamento regional. El tramo de la carretera AS-117 en el que están ubicados los seis taludes en los que el Principado proyecta actuar discurre por el alto Nalón, entre los concejos de Laviana y Caso, pasando por Sobrescobio, en el tramo donde se produjo el “argayón” de Anzó.

Respecto al movimiento de la ladera en la carretera de Otura, los trabajos encargados consistirán en practicar sondeos (perforaciones mecánicas en el terreno) para decidir las medidas más adecuadas para detener o minimizar los movimientos, indicó la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial. El contrato tiene un coste ligeramente superior a los 10.400 euros.

Los dos proyectos se enmarcan en el programa de impulso de las actuaciones de conservación y mantenimiento de carreteras y puertos acordado con los agentes sociales en la Concertación para la Recuperación de Asturias (Crea). En esta segunda fase, la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial realiza más de un centenar de obras y proyectos por valor de cinco millones. De ellos 4,5 se destinan a mejorar la seguridad de carreteras en más de cincuenta concejos.

Los 500.000 euros restantes serán dedicados a una veintena de actuaciones importantes para el sector pesquero y para la práctica de otras actividades náuticas y deportivas en trece puertos, repasó el departamento regional.