Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los autónomos recogen alimentos para quienes se han quedado sin ingresos

La comida se está almacenando en el centro de Barros (Credine) para después ser distribuida

Elsa Argüelles y María García, con algunos de los alimentos recogidos en el Credine de Barros.

Elsa Argüelles y María García, con algunos de los alimentos recogidos en el Credine de Barros.

Los vecinos del valle del Nalón vuelven a hacer gala de su solidaridad con una campaña de recogida de alimentos no perecederos destinados a aquellas personas que se han quedado sin ingresos debido a las medidas para lidiar con la crisis sanitaria del coronavirus. Una iniciativa que encabezan los propios empresarios del valle y que en varios días ya ha tenido una gran respuesta vecinal. Una de las personas encargadas de la recogida es Merche Ezama, quien explicó que “estamos muy satisfechos con la acogida que ha tenido la campaña, nos están llamando mucho, tanto para darnos alimentos como para recogerlos”. En dos días, ya han llegado a una decena de familias necesitadas, pero estiman que haya muchas más en el valle.

Los alimentos recogidos se están almacenando en el Centro de Referencia Estatal de Discapacidades Neurológicas (Credine) de Barros, donde también están colaborando sus trabajadores. Los interesados, tanto en colaborar como en recoger los alimentos, pueden ponerse en contacto con Merche Ezama, en el teléfono 620 972 098. En todo caso, como explicaron, se trata de alimentos nos perecederos. Además de los vecinos, también han recibido respaldo de comercios, como los economatos, que han colaborado aportando comida, o uno de los supermercados Día de Sama, donde también se pueden dejar los alimentos para su recogida. En el Credine está encargada de la recogida, almacenamiento y distribución Elsa Argüelles, quien destacó que “están ayudando muchos compañeros del centro”. La iniciativa también se mueve por las redes sociales de los comerciantes.

Compartir el artículo

stats