Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un futuro diversificado para Hunosa

El SOMA repartió entre la plantilla sus reclamaciones para la empresa, que pasan por transformarla en una compañía energética pública fuerte

Mineros en el exterior del pozo  Nicolasa, en Mieres, en una  imagen de archivo. | LNE

Mineros en el exterior del pozo Nicolasa, en Mieres, en una imagen de archivo. | LNE

El SOMA-FITAG-UGT vislumbra un largo futuro para Hunosa, y así se lo ha hecho saber a los mineros y trabajadores de la hullera, a los que les entregó durante la jornada de ayer un díptico en el que dibuja lo que a su entender debe ser el camino que ha

El documento entregado a la plantilla refleja también las “propuestas de diversificación” que el SOMA ha venido realizando y que “supondrían una reutilización de una parte del patrimonio industrial y que, unidas a las que la propia dirección de Hunosa pudiera poner en marcha, no solo mantendrían empleo, sino que generarían nuevos puestos de trabajo, lo que daría una salida ‘justa’ a la bolsa de excedentes de la minería del carbón, al personal de subcontratas de Hunosa, al colectivo de preferencia absoluta y también supondría la contratación de perfiles técnicos necesarios”.

Hunosa como medio propio de la Administración. Que Hunosa se convirtiera en el operador de restauración medioambiental de la Administración autonómica de terrenos afectados por la actividad minera en el Principado de Asturias ya es una realidad, a falta de los trámites para su consolidación y poder dar empleo a los excedentes de la minería, tal y como está pactado en el Acuerdo Marco para una Transición Justa de la Minería del Carbón.

Centro Nacional de Entrenamiento en Rescates. Es una de las propuestas del SOMA para el pozo Santiago. “La creación de un Centro Nacional de Entrenamiento en Rescates (CNER-Asturias), que permita obtener una rentabilidad tanto de conocimiento como de aprovechamiento del uso de las instalaciones ya existentes. El CNER-Asturias tendría como objetivo principal la formación, la investigación y los servicios relacionados con los trabajos de especial riesgo en obras subterráneas y espacios confinados, así como la formación y capacitación profesional de equipos de salvamento pertenecientes a servicios de emergencias de administraciones públicas o entidades privadas”. Nacería, explica el sindicato, con vocación nacional e internacional y supondría también la supervivencia de la Brigada de Salvamento.

Almacén estratégico sanitario y de vacunas contra el covid. Es otra de las propuestas del SOMA para Santiago. “Como consecuencia de la pandemia mundial, la UE y el Gobierno central han manifestado que son necesarios nuevos métodos y medidas como la creación de una industria propia y una reserva estratégica de productos sanitarios”, apunta el SOMA, para agregar que Hunosa “dispone de terrenos y edificios que pueden utilizarse como base de una de una de esas reservas y además cuenta con estructuras subterráneas que pueden ser adaptadas como almacenes de alta seguridad”. “Además, después de conocer las condiciones de estabilidad a 70 grados bajo cero, Hunosa dispone de una red de distribución de nitrógeno en los pozos, lo que permitiría habilitar un almacén masivo de la vacuna Pfizer”, señala la central.

Big Data. “Otra propuesta que planteamos para pozos cerrados es la realización de un estudio para ver la posibilidad de albergar almacenes de datos digitales o Data Center”, señala el sindicato, que pone el foco en proyectos europeos como ejemplo y subraya el compromiso de la hullera pública en estudiarlo.

El SOMA hace un apartado especial dedicado a Hunosa como empresa pública energética, argumentando que “el Estado no puede renunciar a tener una compañía energética pública que pueda contener los excesos del mercado, y Hunosa debe estar a la vanguardia de la imparable transición energética, y no hay mejor herramienta que convertirla en una empresa pública energética”. La central pone sobre la mesa varios proyectos.

Biomasa. La central plantea –para generar empleo– la creación de un “biopolo forestal”. “Esto permitiría acoplar los intereses y necesidades que pueda tener Hunosa (con sus casi 3.000 hectáreas) con otras empresas, centros de investigación y propietarios forestales”, señala el sindicato, que entiende que este instrumento “contribuiría a una garantía de suministro ante la proyectada hibridación a biomasa de la térmica de la Pereda”. Además, el sindicato también pide que se recupere el proyecto de fabricación de pellets o una línea de astillado en las naves que la empresa tiene en el Área Modesta. Por último, también piden la creación de un bosque experimental y vivero forestal destinado al estudio de las especies más adecuadas para implantarse en terrenos alterados como también de cultivos energéticos.

Usos del agua de mina. El SOMA enmarca en esta área la geotermia, de la que indica que “a la vista de los buenos resultados desde 2006, emplazamos a Hunosa a extender su red de geotermia consolidándose como el mayor complejo geotérmico de España”. Por otra parte, la central sindical también entiende que el agua de mina pueda usarse, “por su buena calidad”, en el proceso de producción de hidrógeno. “No cabe duda de que el hidrógeno moverá el mundo, que será una alternativa energética de gran potencial para descarbonizar la economía”. Por último, apunta a que “tampoco se puede despreciar la posibilidad de utilizar el agua de mina como recurso hídrico, que puede ir desde el abastecimiento a la población para determinados usos hasta de elemento regulador del caudal de ríos”.

Energía eólica y fotovoltaica. “En el ámbito de las energías limpias, Hunosa dispone de terrenos donde pueden emplazarse plantas generadoras de este tipo de energía renovable, inagotable y no contaminante, en un momento muy favorable por los cambios en la normativa y en las subastas de renovables”, señala el SOMA.

Eficiencia energética. El sindicato entiende que Hunosa debe aprovechar las oportunidades que ofrece el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y “potenciar actuaciones en eficiencia energética que contribuyan a generar empleo y reducir la demanda total de energía”.

Hunosa como gestor hidráulico. “Tanto por razones medioambientales como por razones de aprovechamiento energético, dentro de un proceso de transición y descarbonización de la economía, es necesario un control público de la explotación de las centrales hidroeléctricas cuyas concesiones fueran caducando, tras 75 años de explotación privada”, apunta el sindicato, para agregar que “sería, además, un sano ejercicio de coherencia, responsabilidad y transparencia”.

Explosivos. Para el SOMA, el Grupo Hunosa puede aportar asesoramiento y formación a los talleres de reparación que se quieran acoger a la certificación reparATEX, tanto para el Grupo I (minería) como para el Grupo II (exterior). Esto se haría aprovechando el acuerdo con el Laboratorio Oficial José María de Madariaga (LOM) tras el acuerdo para desarrollar en las instalaciones del pozo Carrio un laboratorio destinado a llevar a cabo ensayos y otros trabajos de investigación sobre deflagraciones en entornos de atmósferas explosivas.

Creación del equipo de telecomunicaciones ATEX. En esta misma línea, la central entiende que “Hunosa tiene capacidad para ofrecer una gestión de redes de comunicación subterráneas tanto en minería como en atmósferas potencialmente explosivas, soldadura y manejo de fibra óptica, así como instalación, configuración y control de servicios de telecomunicación, e incluso manejo de medios tecnológicos para control ambiental”.

Archivo Histórico Pozo Fondón. Por último, para el SOMA, Hunosa ha demostrado a través de su Archivo Histórico Pozu Fondón su capacidad en la gestión, conservación y digitalización de fondos documentales. Por ello desde el SOMA-FITAG-UGT “proponemos un proyecto de diversificación basado en la gestión documental al servicio de empresas, administraciones y entidades culturales”. Se aprovecharían instalaciones sin uso en superficie como depósitos de custodia gestionados por el Archivo Histórico Pozu Fondón. Pero no solo en el exterior, el hueco minero sin uso en los pozos cerrados puede convertirse en depósito de seguridad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats