El derribo de tres edificios en ruina de la calle Constitución, ubicados en los números 4, 6 y 9, finaliza tras tres semanas de trabajos en la principal arteria del distrito langreano de Sama. El pasado 29 de octubre comenzaron las obras en dos de las construcciones y quince días después, una vez concluida esa demolición, se abordó la tercera, la del antiguo café Toniher para completar mejora urbana en la entrada a Sama. En el inmueble del café Toniher finalizó el derribo y quedan pendientes trabajos de desescombro y el acondicionamiento del solar.

El lavado de cara de la calle Constitución fue programada por el Ayuntamiento de Langreo con los objetivos de mejorar la seguridad y la imagen. Con ese objetivo se derribaron tres edificios en mal estado en una zona de alta densidad de circulación y muy transitada también por los peatones. El plan anual de demoliciones del Consistorio no termina aquí ya que se destinarán alrededor de 250.000 euros, según aseguró el concejal de Urbanismo, Javier Álvarez.

En todos estos casos el Ayuntamiento recurre a la ejecución subsidiaria tras intentar que sean los propietarios los que se hagan cargo de las obras. Si esto no ocurre el Consistorio ejecuta las demoliciones para trasladar posteriormente el coste a los dueños de las construcciones. Desde el mandato pasado se proyectan varios derribos, tras los oportunos trámites de localización de los propietarios, y se adjudican todos a una empresa. Al reunirlos en un único lote el Ayuntamiento pretende que el coste se reduzca.

Maquinaria en el solar del café Toniher.

Maquinaria en el solar del café Toniher.

El derribo de los edificios de los números 4 y 6 de la calle Constitución fue acometido por la empresa Almacenes Geyjo. Ambos sufrieron desperfectos por las lluvias de principios de otoño, que se sumaron a los existentes. El presupuesto de licitación rondó los 20.000 euros. Para la demolición del inmueble que albergó el café Toniher el Ayuntamiento tuvo que esperar, tras su adjudicación, a disponer de un permiso de la Consejería de Industria para la retirada de fibrocemento del inmueble. El coste de esta obra alcanzó los 26.450 euros.

Colindante al edificio del antiguo café Toniher está ubicada otra construcción, también en estado de ruina, pero que está catalogada y no puede ser demolida. Meses atrás parte de la fachada trasera del edificio sufrió varios desprendimientos, que afectaron incluso a la cubierta del almacén de una empresa próxima. El Ayuntamiento de Langreo consignó meses atrás una partida de 70.000 euros para acometer la demolición de forma subsidiaria, en caso de que los propietarios no asumiesen las tareas de derribo del inmueble.

Las puertas del que fue establecimiento hostelero, así como el portal que daba acceso al edificio, estaban tapiados y el patio de la terraza tomado por la maleza. En la fachada de la construcción se colocaron mallas de contención para evitar la caída de cascotes a la calle hasta que se procediese a la demolición, que finaliza ahora.

El plan anual de derribos que fue licitado recientemente por el Ayuntamiento de Langreo incluye doce actuaciones en diferentes áreas del municipio. Son, en total, diez emplazamientos en las calles La Llera y La Nalona, en Sama; José Álvarez Valdés, en La Felguera; Cimalavilla, Francisco García, La Cebosa y Veneros, en Lada, y El Tabayón, en Tuilla; Puente Carbón y El Campón, en Ciaño.