Los encierros en las iglesias de las Cuencas se han convertido en el altavoz de los hosteleros y comerciantes ante la delicada situación que atraviesan como consecuencia del cierre de sus negocios. La primera protesta se inició hace trece días en La Felguera y la reivindicación se extendió posteriormente a los templos parroquiales de Pola de Laviana y Mieres. Desde entonces no han faltado las visitas de familiares, amigos y compañeros de gremio, que han querido acercarse cada día a las iglesias a mostrar su apoyo a los encerrados.

Un encerrado en Laviana muestra un cartel de agradecimiento.

También están acudiendo representantes de los partidos políticos. Ayer le tocó el turno al secretario general y portavoz de Foro Asturias en la Junta General, Adrián Pumares, que se reunió con los comerciantes y hosteleros que permanecen en la iglesia de La Felguera. “Todos los afectados por las restricciones puestas en marcha para frenar la expansión del coronavirus deben disponer de inmediato de las ayudas que les permitan sobrevivir a esta situación. Todos nuestros esfuerzos están dedicados a que los recursos destinados a este fin lleguen a todos los que los necesitan de una manera ágil y rápida”, indicó.

Las hosteleras que protagonizan la protesta en la iglesia de San Juan, en Mieres.

Las hosteleras que protagonizan la protesta en la iglesia de San Juan, en Mieres.

Pumares también aludió a la reapertura del pequeño comercio. “Llega muy tarde porque no hay ningún estudio científico que avale el cierre como medida para luchar contra el virus”, señaló Pumares, que reclamó al Principado “la elaboración de los protocolos que permitan a la hostelería abrir cuanto antes, cumpliendo con todas las condiciones de seguridad”.

Para el dirigente de Foro “es imprescindible aplicar deducciones fiscales autonómicas para evitar que los afectados por las restricciones que reciban ayudas se vean sometidos a una tributación injusta. De no existir estas deducciones, la cuantía efectiva de las ayudas a los sectores afectados se verá disminuida como consecuencia de la tributación a la que se ven sometidas”. También demandó que “las ayudas deben llegar de manera ágil a todos los sectores afectados, incluidos a los distribuidores y proveedores mayoristas, tal y como reclamamos desde Foro”.