Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería plantea un cierre conjunto de Asturias y León para favorecer al esquí

El sector considera que la medida es viable y permitirá impulsar los complejos de la cordillera: “Separar las estaciones no tiene sentido”

Esquiadores en la estación de Valgrande-Pajares. | A. Velasco

Esquiadores en la estación de Valgrande-Pajares. | A. Velasco

Medidas extraordinarias para tiempos insólitos. Los hosteleros y comerciantes ligados al turismo de la nieve propondrán al Principado que el cierre perimetral incluya a Asturias y León para aprovechar la campaña en las cuatro estaciones de la Cordillera: Fuentes de Invierno (Aller), Valgrande-Pajares (Lena) y San Isidro y Leitariegos (León). “Los límites entre las estaciones nos parecen absurdos”, señalaron fuentes del sector.

Al otro lado de la línea descuelga el teléfono Luis Núñez, presidente de la asociación hostelera “Asturcentral” –con socios de toda la comarca, con especial presencia en Lena–. Ese teléfono estaba sonando, el año pasado por estas fechas, sin parar: “Es tremendo. En la anterior campaña teníamos nieve, pero no estaba preparado el remonte de Pajares. Este año no tenemos nieve, pero tenemos coronavirus”, dice, sin ocultar el abatimiento.

Han sido unos meses “muy duros” para el sector. Y más para la hotelería que para la hostelería. “El verano fue un pequeño respiro. Ahora, algunos establecimientos, pueden cubrir parte de los gastos con la comida a domicilio. Los hoteles están vacíos, porque si Asturias se cierra nadie puede venir”, destacó. Es por eso que proponen a los responsables regionales de Asturias y León que tramiten un cierre perimetral conjunto mientras se mantengan las restricciones del coronavirus.

“No somos expertos en epidemiología y sabemos que este cierre tiene como objetivo frenar la propagación del virus. También que la salud es lo primero, pero sin descuidar por completo nuestra economía. Por eso, lo que pediremos es que se estudie la viabilidad de que nuestra propuesta salga adelante”, señaló Núñez. Y si es posible, no quieren medias tintas: “Estamos soportando unos tiempos muy difíciles, nos tememos que algunos no puedan aguantar hasta el final. Queremos salvarnos todos”, señaló el portavoz del sector en Lena.

No es fácil hacer llegar su voz a la Administración. Según Núñez, “ahora es casi imposible que se escuchen nuestras propuestas, no hay un diálogo fluido con los responsables del Principado”. “Esperamos que la situación mejore pronto y todo vaya volviendo, poco a poco, a la normalidad”, añadió. Una normalidad que, de momento, ni está ni se la espera.

Compartir el artículo

stats