Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Mayacina suma 170 plazas sin uso de garajes públicos, la mayoría sin estrenar

Sepes tiene sin vender más de 60 estacionamientos, Vipasa bloquea desde 2006 el acceso a otros 50 y la estación de autobuses está al 50%

El parking subterráneo de la estación de autobuses de Mieres.

El parking subterráneo de la estación de autobuses de Mieres.

El Ayuntamiento de Mieres lleva más de un año desarrollando aparcamientos en el centro urbano para descongestionar la demanda de estacionamiento en la ciudad, una carencia endémica que, de no tomarse este tipo de medidas, podría acentuarse con el desarrollo del futuro parque de la Mayacina. En total se han liberado 710 plazas, con un gasto de unos 800.000 euros. Un esfuerzo que contrasta con lo que sucede bajo tierra. Más de 170 cocheras y plazas de garaje desarrolladas desde el ámbito público permanecen desocupadas, la inmensa mayoría sin estrenar y, en algunos casos, podría decirse que abandonadas.

La citada bolsa de aparcamiento subterráneo que permanece bloqueada está ligada al desarrollo de la Mayacina. En los pisos de realojo próximos al tendido ferroviario, entregados en 2006, hay 50 garajes sin estrenar. En la estación de autobuses están libres más de la mitad de las 130 plazas que gestiona el Ayuntamiento y que están a disposición de la ciudadanía en régimen de alquiler. En el primer edificio construido en el marco del ensanche urbano, promovido por la entidad estatal Sepes, se contabilizan más de 60 cocheras sin vender, a la par que pisos.

El Ayuntamiento de Mieres tenía todo listo en 2011 para la construcción de un parking subterráneo en Oñón, con 1,7 millones de euros asignados a esta actuación a través de los fondos mineros del bienio 2006-2007. El equipamiento iba a contar con 130 plazas. La decisión del por entonces Gobierno del PP se suspender las ayudas al carbón enterró la actuación. Visto con perspectiva y a tenor de la experiencia, tal vez se evitó un despilfarro.

La Sociedad Estatal de Promoción de Suelo (Sepes) se ha comprometido con el Ayuntamiento de Mieres a realizar un mayor esfuerzo para abordar la promoción de viviendas que la entidad pública tiene estancada en la Mayacina desde hace una década. tienen sin vender 64 de los 131 inmuebles que puso en el mercado hace ya una década para impulsar el desarrollo residencial del esperado ensanche urbano de la ciudad.

En el subsuelo, el balance es simétrico. “Han tenido que pintar las plazas que tienen que vender, ya que muchas familias metían dos coches al haber tanto sitio libre”, explica una vecina del edificio. Por Navidades o durante fiestas como San Juan llama a la atención que la cochera se llena, ya que la gente mete los coches de familiares y amigos”.

Sin uso

Al menos, las plazas vacías del citado edificio de promoción público dan algún servicio. En las viviendas de realojo del nuevo barrio, hasta dos amplias cocheras llevan tres lustros esperando a ser estrenadas. Un total de 50 plazas permanecen sin estrenar. Los vecinos afirman que ya están cansados de batallar contra empresa pública Vipasa, promotora de la actuación, y prácticamente dan por perdidos los garajes. Son dos los bloques de cocheras que permanecen sin abrir. Uno cuenta con 34 plazas y el segundo con 16. La desatención que reciben estos equipamientos tras 14 años de abandonado quedó de manifiesto recientemente, cuando los vecinos denunciaron ante el Ayuntamiento de Mieres la presencia de okupas. Los vecinos explican que Vipasa alegó en su momento “pequeñas deficiencias estructurales” para mantener cerrados las cocheras.

Finalmente, el aparcamiento interior de la estación de autobuses se encuentra con una ocupación bastante baja, que no llega al cincuenta por ciento. El Ayuntamiento no ha logrado alcanzar un alto nivel de comercialización de las 130 plazas disponibles en alquiler. Los vecinos de la zona se quejan del precio, de 54 euros al mes. Hay garajes privados en centro de la ciudad que te piden una mensualidad de 39 euros”, señalan.

Compartir el artículo

stats