Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las estaciones asturianas continuarán cerradas, pese a la previsión de nieve

El Principado, que “sigue trabajando” en la elaboración de un protocolo anticovid, no ha fijado por ahora una nueva fecha para abrir la temporada

La estación de Valgrande-Pajares, ayer, todavía sin nieve en sus pistas.

La estación de Valgrande-Pajares, ayer, todavía sin nieve en sus pistas.

Ni las previsiones de nieve para los próximos días salvarán un inicio de la temporada de esquí inminente en Asturias. Los complejos de Valgrande-Pajares y Fuentes de Inviernos seguirán cerrados, al menos, hasta después del puente de la Constitución. Algo que se veía venir analizando las medidas de restricción

Las fuentes del Gobierno regional siguen herméticas. Sobre una posible apertura de pistas, se limitaban a decir que “siguen trabajando en ello” y que todavía “no se ha tomado una decisión al respecto”. En todo caso, la preparación de una estación de esquí una vez que reciba las primeras nevadas, conlleva unos trabajos de un mínimo de 24 a 36 horas. Las labores conllevan el pisado y acondicionamiento de pistas y remontes, y la adecuación de todos los elementos del complejo. De tal forma, que si nieva durante el fin de semana, el puente de la Constitución estaría perdido.

Aunque desde el Principado no haya una respuesta concreta sobre la apertura de las estaciones, las medidas que están tomando en lo referente a las restricciones de movilidad dejan claro que los complejos invernales permanecerán cerrados. La ampliación del cierre perimetral de los concejos de Gijón, Oviedo y Avilés, los tres con más población, y que más esquiadores suelen aportar a las instalaciones de Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno, es ya de por sí un cierre “encubierto”. Y a nivel de turismo exterior, las fronteras de Asturias también permanecerán cerradas, por lo que tampoco se podrá ver a las decenas de portugueses, gallegos o leoneses que los fines de semana suelen utilizar los complejos asturianos. Además, tampoco se ha hecho oficial el protocolo anticovid en el que la dirección de los complejos invernales y el Gobierno regional estaban trabajando.

Se trata de un documento que partirá de una guía básica de buenas prácticas elaborada por la asociación nacional de estaciones de esquí (Atudem), y que el Principado tenía previsto amoldar a sus propias instalaciones. Entre las medidas a seguir por los usuarios, se encontraba el uso obligatorio de la mascarilla, y el guardar la distancia de seguridad en la cola de los remontes.

Lo que no estaba definido era la ocupación que iban a tener los remontes ya que, por normativa, podrían ir al cien por cien de su capacidad en todo momento. Esto es debido a que los telesillas se consideran un transporte por cable y están sujeto a las mismas normas que cualquier otro vehículo incluido en la Ley del Transporte. Es decir, se pueden equiparar, por ejemplo, a los autobuses. Así que, si no hay cambios legislativos o normativos, si un autobús puede llevar sus plazas llenas de pasajeros, un remonte podría ir también al cien por cien.

Mientras en Asturias la temporada de esquí es una incógnita, la realidad es que la otra alternativa cercana que les puede quedar a los esquiadores asturianos para deslizarse por las pistas en el corto plazo son los complejos leoneses de San Isidro y Valle de Laciana-Leitariegos. Desde la Diputación de León, su diputado encargado de Turismo, Nicanor Sen, anunció hace unos días que en cuanto hubiera nieve sobre las instalaciones, abrirían la campaña. El político leonés afirmaba que tomando las medidas adecuadas, como el uso de la mascarilla y evitando aglomeraciones, las estaciones eran un lugar seguro para la práctica del deporte.

La nieve llegará a León, casi con total seguridad, este mismo fin de semana, aunque la apertura sí que se podría retrasar hasta después del puente, debido a las labores necesarias para adecuar las pistas. En todo caso, y sobre el papel, parece que los complejos invernales de León se adelantarán a los asturianos en el inicio de una campaña que se ha encontrado con un condicionante más peligroso que el del propio clima.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats