DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz apaga su vieja subestación

La actuación de 14 millones para sustituir el obsoleto equipamiento de Viesgo arranca con el desmantelamiento del parque de intemperie

Las labores de desmontaje del parque de intemperie. | D. Montañés

Las labores de desmontaje del parque de intemperie. | D. Montañés

La reforma integral de la subestación eléctrica de Santa Cruz ya está en marcha. Se trata de una actuación largamente demandada por vecinos y Ayuntamiento y que está dotada con un presupuesto de 14 millones de euros.

Las primeras labores se centran, según explicaron los portavoces de Viesgo consultados ayer por este diario, en el desmontaje del denominado parque de intemperie de 132 kv. Será sustituido por otro más moderno de tecnología GIS con “aparamenta blindada y aislada, así como la instalación de tres nuevos transformadores 132/30 kv de 70 MVAs de potencia que minimizan el impacto sonoro”.

Un equipo de técnico está desmantelando todo el entramado de grandes torreras, cables y transformadores, entre otras infraestructuras, que dan forma al viejo parque exterior. En la siguiente fase se abordará la demolición de las obsoletas instalaciones de la subestación. En la actualidad, el complejo eléctrico Santa Cruz consta de 3 niveles de tensión: uno ubicado en intemperie y otros dos que se encuentran “en las instalaciones del antiguo edificio de la central térmica”. Esta instalación empezó a producir energía con carbón en el año 1913 y quedó fuera de servicio en los años 80 del pasado siglo. La primera de las citadas instalaciones es la que se está desmantelando inicialmente.

La reforma de la subestación “garantiza una instalación más moderna y segura, que además se ubicará en un edificio considerablemente más pequeño e integrado en el entorno”. Incluirá innovadores sistemas digitales de protección, control y medida. Una vez reformada la subestación, Viesgo acometerá la rehabilitación de los restos de la edificación original de la Central Térmica de Santa Cruz, que aún posee un conjunto turboalternador que data de 1915. Viesgo la conservará, como muestra de su compromiso con el patrimonio industrial.

El proyecto de reforma cuenta con el apoyo de la asociación de vecinos de Santa Cruz de Mieres, cuyos responsables afirman que están satisfechos con los beneficios que aportará el proyecto a la zona. Se trata de la principal subestación de Viesgo Distribución en la zona central de Asturias. Su actividad es clave para asegurar la distribución en municipios como Aller, Mieres o Lena.

Compartir el artículo

stats