Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado vuelve a presupuestar el arreglo de la pista del Beiro, que lleva inutilizada dos años

La Dirección de Deporte incluye en el proyecto de cuentas regionales 224.236 euros, cuantía que no se invirtió este ejercicio en la obra

La cancha del centro Beiro. | | J. PLAZA

En poco más de mes y medio se cumplirán dos años de que la cancha del centro deportivo Juan Carlos Beiro quedase inutilizada. El temporal de finales de enero de 2019 provocó inundaciones en las instalaciones que gestiona el Principado, dañando el pavimento. La obra se ha demorado y aunque el Presupuesto regional del pasado año incluía una cuantía de 224.236 euros para abordarla sigue pendiente.

Esa inversión aparece en el proyecto de cuentas regionales del próximo año. El último plazo fijado por la Dirección General de Deporte para el inicio de las obras era final de este año. Así lo aseguró la titular del departamento, Beatriz Álvarez, el pasado mes de septiembre, cuando aludió a que esta es “una de las instalaciones con más posibilidades para la práctica deportiva”.

La pista polideportiva acumula cerca de dos años sin poder utilizarse. En este tiempo solo ha acogido pruebas de tiro con arco. La elección del pavimento suscitó un debate en pleno proceso de planificación de la actuación. Los informes técnicos apuntaban al PVC como el material idóneo pero finalmente se instalará parqué, lo que permitirá que se pueda practicar hockey sobre patines y patinaje artístico. También está previsto que se instale una valla para hockey sobre patines.

La pista venía siendo utilizada por los equipos de baloncesto y fútbol sala y para las clases de gimnasia de mantenimiento. La licitación de la obra en el pavimento de la cancha deportiva fue anunciada para el pasado mes de febrero, pero no se llevó a cabo. El Ayuntamiento de Langreo confiaba entonces, en función de los plazos ofrecidos por la Dirección General de Deporte, en que la obra estuviese finalizada para junio, cuando estaba previsto que Langreo albergase el Campeonato nacional de selecciones autonómicas de hockey sobre patines.

Los daños en la cancha se produjeron debido a la intensidad de las lluvias a finales de enero de 2019, que colapsaron la red de saneamiento municipal de la calle donde se encuentra el acceso principal al recinto. Meses atrás la sección sindical de CC OO de la Consejería de Cultura denunció la “inadmisible y vergonzosa” tardanza en acometer la sustitución del parqué y expresó su temor a que “se deje pasar otro año” sin acometer los trabajos. Remarcó además que existía una partida en el Presupuesto regional de este ejercicio, además de recursos económicos aportados por la aseguradora. El sindicato reclamó que el proyecto incluyese también un sistema de drenaje en previsión de futuras crecidas del río Nalón.

En el centro deportivo Juan Carlos Beiro se abordó el pasado mes de septiembre otra reparación pendiente. Fue el arreglo de la fachada dañada por el viento. Varias chapas del lateral próximo al campo de Ganzábal se desprendieron a principios del mes de marzo en una jornada de fuertes vientos. La dirección general de Deporte realizó una reparación provisional cuando se produjo el incidente, pero quedó parte de la fachada al descubierto. A mediados de septiembre el Principado acometió las obras.

Otras instalaciones deportivas también de titularidad regional, las piscinas de Pénjamo, cumplieron en octubre diez años cerradas sin un proyecto concreto de recuperación. Fueron clausuradas y desde entonces han sufrido un deteriorado acelerado. Lo mismo ocurrió con el complejo deportivo de Riaño aunque en este caso se ha ido recuperando poco a poco y es gestionado por el Ayuntamiento.

Compartir el artículo

stats