Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un geriátrico asturiano cambia su cena navideña por vales para ayudar a la hostelería

La iniciativa de la residencia Nuestra Señora del Fresno busca estimular el consumo | La Junta de Hostelería de Langreo anima a extender la fórmula

Anciano en un geriátrico.

Inesperado regalo navideño para la hostelería de Langreo. La residencia de personas mayores Nuestra Señora del Fresno regalará a cada uno de sus trabajadores un bono de sesenta euros para invertir en varios establecimientos hosteleros del municipio. Un gesto que surge como “agradecimiento a su gran trabajo”, apunta la dirección, y ante la imposibilidad de celebrar la tradicional cena navideña. La Junta de Hostelería de Langreo aplaude este bálsamo en tiempos tan difíciles y espera que sea ejemplo para otras empresas: “Es una iniciativa que puede ayudarnos mucho”, afirmó el presidente de la entidad, Javier Fernández.

“Será un bono para cada uno de nuestros cuarenta trabajadores porque agradecemos mucho su incansable labor en estos últimos meses”

Paulo González - Gerente del geriátrico

decoration

“Será un bono para cada uno de nuestros cuarenta trabajadores porque agradecemos mucho su incansable labor en estos últimos meses”, señaló ayer Paulo González, gerente de la residencia de Nuestra Señora del Fresno. Un “echar una mano”, dice, entre sectores afectados con virulencia por la crisis sanitaria del covid-19: “Nosotros lo estamos pasando mal y la hostelería lo está pasando mal por otras razones; es el momento de salir todos juntos adelante”.

Javier Fernández ha recibido la idea con satisfacción: “Es una buena noticia para los establecimientos del municipio”. “Son tiempos muy difíciles, algunos seguiremos cerrados por el momento ante las estrictas medidas que ha impuesto el Principado para la reapertura”, anunció el presidente de la Junta Local de Hostelería.

Y animó a otras empresas a “copiar” la iniciativa del geriátrico: “Es una forma de compensar a los trabajadores que, por razones obvias, este año se quedan sin cena de Navidad. También de ayudar a un sector muy castigado”, matizó.

La iniciativa del geriátrico de Langreo busca “tener el mayor impacto posible” en el sector. Es por eso que el gasto de sus bonos estará “cerrado” a tres establecimientos del municipio, aún por decidir: “Tenemos cuarenta empleados, así que se invertirán un total de 2.400 euros en la hostelería. La idea es elegir algunos establecimientos para que la medida tenga un mayor impacto entre los beneficiarios”. “Lo ideal, tal y como ya hemos comentado con la Junta de Hostelería, es que haya más iniciativas y cada empresa o entidad ayude a distintos locales del municipio”.

Protestas hosteleros en Langreo

Protestas hosteleros en Langreo

La hostelería de Langreo se ha mostrado muy combativa durante el cierre, decretado por el Gobierno del Principado el pasado 4 de noviembre como medida de contención de la transmisión del coronavirus. Los encierros cambiaron, de la jaula a la barra, y varios trabajadores y autónomos estuvieron durante semanas en la iglesia de La Felguera. Salieron del templo la semana pasado, pero avisaron ya de que la lucha no se había terminado. Ahora, algunos, preparan una reapertura a medio gas. No es el caso de Javier Fernández: “Abrir con pérdidas, ahora mismo, no es una opción”.

Compartir el artículo

stats