Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La aplicación de rastreo del campus de Mieres empezará a usarse el 11 de enero

La puesta en marcha del servicio coincide con los primeros exámenes en el centro

Dos alumnos utilizan la aplicación con el código QR a la entrada del centro. | Vivas

Dos alumnos utilizan la aplicación con el código QR a la entrada del centro. | Vivas

La Escuela Politécnica de Mieres esperará al 11 de enero para lanzar la aplicación móvil de registro de alumnos y profesores con la que pretenden que las clases presenciales sean totalmente seguras. Esta fecha coincide con los exámenes en el campus, con lo que es un buen momento para comprobar si los usuarios se la han descargado y su buen funcionamiento.

La directora de la Politécnica, Asun Cámara, explicó que durante estos últimos días se encuentran colocando todos los códigos QR a la entrada de las aulas y otras localizaciones, que son los que se leerán con la aplicación móvil. Antes del comienzo de los exámenes, alumnos y profesores recibirán una comunicación en donde se les explica cómo descargar la aplicación, tanto desde Android como IOS. “Va a ser obligatoria, tanto para alumnos como para profesores y tenemos muy buenas expectativas, ya que es mucho menos engorroso que el sistema que teníamos antes de registro en papel”, explicó.

En cuanto a su lanzamiento en exámenes, Cámara explicó que “así podemos comprobar si ha funcionado bien, ya que los exámenes son nominales y con ellos se podrán corroborar los registros en la aplicación”.

La aplicación ha sido desarrollada por la Politécnica de Mieres en colaboración con la firma ABAMobile, siendo pioneros dentro de la Universidad de Oviedo. La aplicación sustituye al actual sistema de control del movimiento del alumnado que se realizaba en papel a la hora de rastrear los contactos ante un posible positivo por coronavirus. La aplicación permite este registro online, con lo que los datos se pueden conseguir en el momento, facilitando en gran medida el rastreo de los contactos.

Su funcionamiento, es muy sencillo. Hay una serie de códigos QR que estarán colocados en la entrada del centro, también en las clases, en la biblioteca y los laboratorios, entre otras estancias. Estos QR se leen con la aplicación, en la que el alumno ya se encuentra registrado, y nada más, sólo hay que pasarlo tanto al entrar como al salir. Eso sí, requiere de un compromiso por parte del alumno para utilizar la aplicación. El objetivo, como había resaltado Cámara es potenciar la presencialidad “porque llevamos ya dos semestres sin clases, que equivale a un curso y no podemos seguir así”. La aplicación podría utilizarse en otros centros universitarios, aunque su impulso está en Mieres, debido a las características del centro mierense, que lo hacen “ideal” para las clases presenciales dadas sus amplias instalaciones.

Compartir el artículo

stats