Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El centro de formación de Hunosa se adapta: cambia los cursos a empresas del carbón por las energías verdes

El objetivo es que en Langreo se desarrollen talleres para otorgar el certificado de profesionalidad en instalaciones fotovoltaicas y térmicas

Las dependencias del centro de formación de Hunosa, en el distrito langreano de Sama.

Las dependencias del centro de formación de Hunosa, en el distrito langreano de Sama.

La compañía estatal Hunosa avanza en su intento por convertirse en una empresa energética de futuro, más allá de sus orígenes que estaban ligados a la extracción del carbón en las minas de las Cuencas. Algo que también pasa por la adaptación del centro de formación que la empresa tiene en el distrito langreano de Sama, que pretende acreditarse para poder ofrecer los cursos que otorguen certificados de profesionalidad asociados a la familia de la energía y el agua, como son las instalaciones solares fotovoltaicas y térmicas, entre otras materias relacionadas.

Desde Hunosa señalan que el centro de formación de Langreo “es una referencia para todas las acciones relacionadas con proyectos, obras y seguridad minera, para cualificaciones en labores de postminería en explotaciones que cesan la actividad extractiva y, de forma más reciente, en capacitación profesional en actividades viables y con perspectivas de empleo como son las energías verdes y la restauración medioambiental”. Ahora se sumarán nuevas acciones formativas para este centro. Sin embargo, para conseguir este objetivo tendrán que adaptar las instalaciones que actualmente tienen cumpliendo con la normativa actual.

Concretamente, pretenden acreditarse para impartir los certificados de profesionalidad en montaje y mantenimiento de instalaciones solares fotovoltaicas en nivel 2, operaciones básicas en el montaje y mantenimiento de instalaciones de energías renovables en nivel 1, montaje y mantenimiento de instalaciones solares térmicas en nivel 2 y organización y proyectos de instalaciones solares fotovoltaicas de nivel 3. Para poder desarrollar estas acciones, Hunosa colocará en la cubierta del centro de formación una instalación solar fotovoltaica aislada con sistema de apoyo eólico y grupo electrógeno, una instalación solar fotovoltaica conectada a red con estructura fija, una instalación solar fotovoltaica conectada a red con estructura con sistema de seguimiento y una instalación solar térmica. Asimismo, habrá un taller de solar térmica, otro de solar fotovoltaica y uno más de instalaciones de energías renovables.

Un curso formativo teórico impartido en el centro antes de la pandemia.

Para conseguir este objetivo, Hunosa ha sacado a licitación de instalación de los equipos en el citado centro de formación. Un contrato que sale con un presupuesto de 169.400 euros y un plazo de ejecución de tres meses, tal y como se expone en la Plataforma de Contratación del Estado. Las empresas interesadas tienen hasta las dos de la tarde del 22 de enero para presentar sus correspondientes ofertas para desarrollar el proyecto.

El grupo Hunosa “es pionero en desarrollar planes formativos específicos que permitan la adaptación de los trabajadores a otros entornos o actividades dentro de una empresa”. En cuanto al centro de formación de Langreo, la compañía da cuenta de que “es un moderno edificio dotado con aulas y salones de diferentes capacidades y especialmente diseñado tanto para formación teórica como para talleres prácticos”. Estas dependencias cuentan con 3.650 metros cuadrados, quince aulas polivalentes con capacidad para más de 230 alumnos y siete talleres dotados de equipamiento técnico para realizar formación teórico-práctica en materias como soldadura, calderería, electricidad, mecánica, hidráulica, neumática, automática, electrónica y control ambiental de atmósfera de mina.

La compañía estatal busca el asesoramiento en producción eléctrica limpia y economía circular

Contratar servicios de asesoramiento técnico y económico en nuevos proyectos de energía limpia y economía circular para desarrollar entre los años 2021 y 2022. Esta es la iniciativa que la compañía estatal Hunosa acaba de sacar a licitación, mostrando así su interés por ofrecer un futuro para la compañía relacionado con la energía. La empresa ya está trabajando en el aprovechamiento hidráulico del agua de sus pozos mineros, en proyectos de geotermia, biomasa, tanto en sistemas de almacenamiento para calderas como en la propia transformación de su central térmica; la generación de hidrógeno verde y proyectos en campos fotovoltaicos en terrenos de su propiedad. Sin embargo, Hunosa “está a la búsqueda de nuevas actividades para su desarrollo, tanto de forma autónoma o individual, como junto con otras empresas, en asociaciones público-privadas que permitan generar empleo y la transformación desde las actividades que históricamente han venido desarrollando hacia la descarbonización de sus actividades futuras”. Para ello, la compañía precisa de un asesoramiento que acaba de licitar, eso sí, siempre relacionado con energías limpias y economía circular.

Compartir el artículo

stats