Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La demanda de protección por maltrato machista se reduce en la comarca del Caudal: ahora hay 49 órdenes

Los servicios policiales, que han llegado a tener activos 75 casos, detectan una sensible atenuación de la presión sobre las víctimas

Un acto contra la violencia de género en la plaza del Ayuntamiento de Mieres

Un acto contra la violencia de género en la plaza del Ayuntamiento de Mieres

La lacra de la violencia de género parece estar dando síntomas, al menos temporalmente, de estar suavizándose en la comarca del Caudal. Un total de 49 mujeres están actualmente bajo protección policial por mandato de órdenes judiciales. Los profesionales que se encargan del servicio destacan que se trata de un balance que, aun teniendo que considerarse en un marco de gravedad, conlleva una sensible disminución con respecto a las estadísticas que se arrastran desde hace años. Y es que a lo largo del último lustro se han alcanzado picos de hasta 75 mujeres bajo protección.

La Policía Nacional ha realizado a lo largo de este año en Mieres más de 160 entrevistas de seguimiento con víctimas de violencia de género. El cuerpo se encarga actualmente de dar protección a 16 mujeres. Por su parte, la Policía Local está asumiendo el seguimiento a otras 13, mientras que la Guardia Civil custodia a 20, completando la lista de 49 víctimas que requieren, a nivel comarcal, una protección especial debido a la alta vulnerabilidad y peligro al que están expuestas. La tendencia que se percibe en Mieres concuerda con los datos regionales. Asturias mejora ligeramente en violencia de género. El número de mujeres víctimas de la violencia machista ascendió el pasado año, en 2019, a 2.788 en Asturias, lo que supone una reducción del 10,3 por ciento respecto a 2018, frente al repunte nacional del 1,76 por ciento, según los datos publicados este lunes por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)

La tramitación a la baja de órdenes de protección que llegan a las oficinas policiales que deben asumir la labor de resguardar a las víctimas del maltrato machista confronta, no obstante, con el aumento de los procedimientos por violencia de género en los Juzgados de las Cuencas –Lena, Laviana, Mieres y Langreo–. Estos casos se han incrementado en el último año: de 542 a 598 casos (un 8% más). Es la cifra más alta de la última década. Las expertas consultadas por este diario afirman que la violencia puede estar aumentando, pero es seguro que también se denuncia más. El apoyo a las víctimas de violencia de género ha conseguido la involucración de todas las administraciones.

El Ayuntamiento de Mieres, por ejemplo, cuenta desde hace poco un nuevo recurso de protección, mucho más discreto que los dispositivos anteriores. El Consistorio ha invertido casi 4.000 euros en este nuevo sistema. “Lo que hicimos fue crear una aplicación para que las víctimas puedan dar las alarmas directamente desde su teléfono móvil”, explican los responsables municipales. Hasta ahora, las mujeres en riesgo medio y alto recibían un dispositivo, similar a un mando de garaje, con el que avisar de cualquier incidencia con los agresores. Pulsaban un botón y la alarma llegaba a la Policía Local, que tenía que ponerse en contacto con ellas y con los responsables del seguimiento de las víctimas. Ahora todo será más cómodo y rápido.

La aplicación funciona en tiempo real y permite conocer la ubicación de la usuaria con un margen de 10 metros. La víctima abrirá la aplicación y pulsará un botón rojo en la pantalla. La alarma llega no solo a comisaría, sino a los dos policías locales encargados de la unidad de Violencia de Género.

Compartir el artículo

stats