Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El “ladrón compulsivo”: una decena de arrestos en dos meses por robar coches

A. A. B, de Avilés, se llevó el mismo día un furgón de reparto y un turismo en Mieres | Volvió a delinquir horas después, tras declarar ante el juez

Los productos que A. A. B. Z. tenía ocultos en uno de los vehículos que robó en Mieres.

Los productos que A. A. B. Z. tenía ocultos en uno de los vehículos que robó en Mieres.

El asalto al tren de Glasgow posiblemente sea el robo más famoso de la historia, con un botín equivalente a lo que ahora sería 46 millones de euros. En España, Dionisio Rodríguez “El Dioni” se hizo célebre en 1989 tras llevarse un furgón blindado con 298 millones de pesetas. Ahora

A. A. B. Z. tiene 57 años y entre noviembre y diciembre ha sido detenido una decena de veces. Ni la tenaz insistencia policial en entorpecer sus actividades delictiva ni el paso por los juzgados parecen persuadirlo a la hora de desistir en su frenética tendencia al robo. Y es que ha quedado confirmado que, tras ser puesto en libertad, lo primero que piensa es en volver a robar un vehículo. Lo sucedido en Mieres el 7 de diciembre retrata la obstinación de este caco.

La citada mañana, A. A. B. Z. llegó a Mieres al volante de un coche que había robado en Avilés. Siempre según fuentes de la Policía Local de Mieres, fue interceptado por personal de una tienda alimentación cuando intentaba llevarse productos del local, situado en la Avenida de Méjico. A continuación, se desplazó al polígono de Vega de Arriba. Allí entró en un concesionario de coches y sustrajo un vehículo en un descuido del personal que estaba reparándolo. A primera hora de la tarde accedió a pie al aparcamiento de un supermercado ubicado en La Mayacina. En ese momento estaban cargando una furgoneta de reparto con pedidos a domicilio. Se subió el vehículo y arrancó con cinco cajas.

El personal llamó a la Policía Local, advirtiendo de que lo habían visto detenerse a unos 200 metros del establecimiento, junto al edificio de investigación del campus de Barredo. Un motorista del servicio municipal lo interceptó en el lugar y casi de inmediato llegó un coche patrulla.

En el momento de ser detenido, A. A. B. Z. estaba trasladando el contenido de la furgoneta al coche que previamente había robado en el concesionario. En este turismo tenía ya tenía productos previamente robados. De hecho, ya apenas había sitio en el interior para las cajas que acababa de sisar. Cuando se vio atrapado por los agentes municipales, intentó deshacerse de una cartera, propiedad del dueño del primer coche, que había sustraído esa mañana, en Avilés. La Policía Local destaca que A. A. B. Z. no ofreció resistencia. Sin ponerse nervioso, se limitó a reconocer que había liado “una buena”. Esa noche la pasó el calabazo de la Policía Nacional. Al día siguiente prestó declaración en el Juzgado de Mieres. Tras quedar en libertad, robó otro coche, con el que regresó a Avilés, donde fue de nuevo detenido.

Nueva detención

Unos días más tarde, en Avilés, este delincuente volvió a ser detenido por el robo de un vehículo. Ya sin permiso de conducir, poco después de salir del juzgado fue de nuevo interceptado por la Policía , una vez más al volante de un vehículo sustraído.

A. A. B. Z. ha robado coches en toda la zona centro de Asturias. Actúa aprovechándose del descuido de los conductores que abandonan el vehículo dejando la llave en el contacto. Así se mueve entre concejos, robando en establecimientos comerciales y utilizando los turismos como almacén.

La Agrupación Vecinal de Mieres pidió ayer más “contundencia” a la hora de actuar con “reincidentes abusivos”. Los portavoces del colectivo entienden que las fuerzas policiales “pueden llegar a verse impotentes ante la sistemática puesta en libertad de delincuentes que no muestran ningún tipo de respeto por la propiedad privada y que sienten que pueden actuar casi con total impunidad”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats