Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pantanos de Redes bajan su reserva de agua hasta el 65% a la espera del deshielo

La Confederación Hidrográfica mantiene los embalses en un cota baja debido a la abundante nieve acumulada en las montañas del parque

El pantano de Tanes, con las casas de la localidad a la derecha, tras las últimas nevadas. | Javier Gutiérrez

El pantano de Tanes, con las casas de la localidad a la derecha, tras las últimas nevadas. | Javier Gutiérrez

Los pantanos del parque de Redes, Tanes y Rioseco, comienzan el año al 65 por ciento de su capacidad. Una cifra que sube hasta el 69,5 por ciento si se incluye el otro embalse de las Cuencas, los Alfilorios. Se trata de un porcentaje relativamente bajo, sobre todo si se tiene en cuenta que el mes pasado fue el más lluvioso en Asturias en los últimos treinta años y que en verano los pantanos estaban al 96 por ciento. ¿Dónde está el agua entonces? El comisario de Aguas en la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC), Jesús María Garitaonandia Santiago, afirma que “está en las montañas”. Este bajo nivel se debe a la cantidad de nieve acumulada, que hace que “se mantenga la cota baja del embalse en previsión de que haya un deshielo importante en la zona”.

Según los últimos datos de los embalses, Tanes contiene 21 de los 34 hectómetros cúbicos de agua que puede llevar (61,76 por ciento), mientras que Rioseco, con cuatro hectómetros cúbicos de capacidad, está al 100%. Este último pantano está regulado por el de Tanes, así que hay que contabilizarlos en conjunto, ofreciendo una capacidad del 65%. Un balance muy similar al ofrecido un año atrás. Por su parte, el embalse de los Alfilorios (Morcín) tiene siete de sus ocho hectómetros cúbicos de capacidad cubiertos, lo que supone una ocupación del 87,5 por ciento. Como ocurre con las presas de Redes, su situación era muy similar hace un Si se analiza cómo estaban los embalses el pasado verano, los porcentajes era mucho mayores. En julio del año pasado estaban al 96 por ciento. Eso sí, entonces el agua solo estaba en los pantanos, ya que no había nieve en las montañas como ocurre ahora.

“Los pantanos están al máximo del uso inferior que tienen que tener, hay que buscar un equilibrio, ya que en invierno el uso inferior es bastante más bajo del que suele tener en verano"

Jesús María Garitaonandia Santiago - Comisario de Aguas de CHC

decoration

El comisario de Aguas explicó que los embalses “están al máximo del uso inferior que tienen que tener, hay que buscar un equilibrio, ya que en invierno el uso inferior es bastante más bajo del que suele tener en verano”. De ahí los altos porcentajes de almacenamiento de hace unos meses en comparación con los que hay ahora. Garitaonandia Santiago asegura que, si hubiera riesgo de un deshielo inminente “los porcentajes serían todavía más bajos”.

Si los pantanos almacenasen una mayor cantidad de agua ahora no tendrían capacidad para contener el agua que ahora está en las montañas. Esto podría provocar la crecida de ríos e inundaciones, entre otros problemas que tratan de evitarse con la regulación del pantano. Los embalses de Redes son los que abastecen a toda la zona centro de Asturias. En cuanto a los Alfilorios, en Morcín, es el pantano del que bebe la ciudad de Oviedo.

Compartir el artículo

stats