La nueva ordenanza que el Pleno de Mieres aprobó en su última sesión para proceder al cobro a las compañías energéticas por el uso de terrenos públicos ya está en la última fase de tramitación. La pasada semana, el gobierno local de IU informaba de la apertura del plazo de exposición pública y alegaciones, que será de un mes. En el caso de que ninguna empresa alegase el documento, el Ayuntamiento mierense estaría en disposición de comenzar a cobrar por la ocupación de sus terrenos.

Esta medida llevaba rondando la cabeza de los gestores de Mieres más de un año. Fueron dos ayuntamientos de su mismo signo político, Lena y Morcín, ambos gobernados por IU, los primeros en tramitar esta ordenanza por la que se impone un canon por el transporte de electricidad a través del municipio. Para calcular la tasa se valora la ubicación de tendidos y otras infraestructuras.

La ordenanza aprobada por el Pleno señala que hecho imponible de la tasa, conforme al artículo 20 del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales de 5 de marzo de 2004, lo conforma “la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local en su suelo, subsuelo y vuelo, con instalaciones de transporte de energía con todos sus elementos indispensables que, a los meros efectos enunciativos, se definen como cajas de amarre, torres metálicas, transformadores, instalaciones o líneas propias de transporte o distribución de energía eléctrica, gas, agua u otros suministros energéticos, instalaciones de bombeo y demás elementos análogos que tengan que ver con la energía y que constituyan aprovechamientos o utilizaciones del dominio público local no recogidos en este apartado”.

El Ayuntamiento de Lena, que ya tiene la medida en vigor, prevé ingresar 250.000 euros

También se podrán imponer la tasa a “instalaciones de transporte de gas, agua, hidrocarburos y similares”. Además, la nueva normativa especifica que “este aprovechamiento especial de dominio público local se producirá siempre que se deban utilizar instalaciones de las referidas que materialmente ocupan el dominio público en general”. Y se entiende por ese dominio público “todos los bienes de uso, dominio público o servicio público que se hallen en el término municipal, así como los bienes comunales o pertenecientes al común de vecinos, exceptuándose por ello los denominados bienes patrimoniales”.

En Lena el presupuesto de 2020 ya incluyó la previsión de ingresos por esta ordenanza: 250.000 euros. En cualquier caso, en Mieres no esperan llegar a esa cantidad y entienden que no es orientativa, ya que el concejo lenense tiene mucha más extensión. El cobro de la tasa no tiene nada que ver con el número de habitantes, sino con el espacio que ocupan las instalaciones eléctricas.