Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Mieres reclaman cámaras de vigilancia para combatir la delincuencia

El movimiento asociativo remarca que pueden ayudar a esclarecer delitos: “Son una herramienta útil; funcionan sin problemas en otras ciudades”

Un coche de la Policía patrulla por el casco urbano de Mieres.

Un coche de la Policía patrulla por el casco urbano de Mieres.

El movimiento vecinal de Mieres llevará dos propuestas a la próxima junta de seguridad local. Las asociaciones plantearán la necesidad de que este organismo de ámbito municipal traslade a la Delegación del Gobierno la necesidad de establecer los “mecanismos necesarios” que eviten que ciertos delincuentes puedan acumular un “abusivo” número

El caso del vecino de Avilés que. en apenas dos meses y con una activa presencia en Mieres, ha sido detenido una decena de veces por el robo de vehículos –en varias ocasiones tras acabar de abandonar los juzgados– ha provocado que el movimiento vecinal de Mieres recuerde un caso aún más grave que generó en la ciudad una gran alarma social. La intranquilidad que se suscitó hace un año en el barrio de San Pedro por el cúmulo de desmanes cometidos por la pareja de delincuentes conocida como “los jamoneros” tuvo que ser tratada en una Junta de seguridad ciudadana. La presión policial disipó el problema.

Hace ya varios años, el movimiento vecinal de Mieres pidió que se estudiase la implantación de cámaras de vigilancia en el casco urbano para prevenir la delincuencia. La petición vuelve a estar sobre la mesa: “Entendemos que se trata de una herramienta disuasoria y útil”, señala Arsenio Díaz Marentes. El presidente de la Agrupación Vecinal de Mieres destaca, por ejemplo, que el llamado caso “pasquines” pudo resolverse en su momento gracias a la grabación de una cámara de seguridad privada, permitiendo la identificación de uno de los participantes en el ataque al Alcalde. “Estos sistemas pueden prestar un buen servicio y, al igual que se ha hecho en los polígonos industriales, su instalación en la ciudad sería ventajosa. Están funcionando sin problema en otras ciudades”.

El Ayuntamiento de Mieres no ha visto hasta ahora necesario abordar la instalación de cámaras de vigilancia en el casco urbano. En su momento la Policía Local anunció que se colocarían dispositivos de grabación y control en el entramado peatonal del entorno de la plaza de abastos. La actuación estaba encaminada principalmente a controlar el tráfico, pero su entrada en funcionamiento hubiera podido mejorar la seguridad en la zona.

Finalmente, la iniciativa se desechó al considerar el gobierno local de IU que se trataba de una medida innecesaria. Ahora, el movimiento asociativo reclama al gobierno local que reconsidere su postura y que instale cámaras de vigilancia en la ciudad. No para controlar el tráfico, sino para dar cobertura a las labores de seguridad ciudadana. “Una cámara en la calle no atenta contra las libertades de nadie. Lo que queremos es seguridad y nos consta que se trata de un mecanismo de control que puede ayudar a la Policía en muchas investigaciones”, remarcó Díaz Marentes.

Polígonos

La instalación de videocámaras no sería ninguna novedad en Mieres. El Ayuntamiento abordo hace dos años diversas actuaciones de mejora de la seguridad vial y de vigilancia en los polígonos industriales de Baíña y Fábrica de Mieres, a través de un proyecto de mejora progresiva de estas áreas empresariales. Posteriormente, se ampliaría también a Gonzalín. La inversión fue de 47.000 euros, de los que 25.200 se financiaron a través de una subvención concedida por el IDEPA.

La iniciativa incluyó la instalación de un sistema de videovigilancia y seguridad con cámaras, que cuenta con un centro de grabación protegido en un local y transmite las imágenes en tiempo real al puesto de videovigilancia de la Policía Local.

Con todo, el gobierno local de IU argumentó hace un par de años que no veía necesaria la instalación de cámaras de vigilancia en la ciudad atendiendo a los bajos niveles de delincuencia. Además, advirtieron de que acometer una iniciativa de este tipo conlleva iniciar un proceso administrativo muy complejo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats